VINIFLORA® OENOS™

Fermentación maloláctica estable y eficiente

El lanzamiento de VINIFLORA® OENOS™ se produjo en 1993; fue la primera Oenococcus oeni para inoculación directa en vino.

La idea era que la fermentación maloláctica resultase segura, fácil y cómoda en una gran variedad de vinos. Así, VINIFLORA® OENOS™ sigue siendo una de las bacterias malolácticas con más aceptación para la fermentación maloláctica en vinos de todo el mundo, y además con amplias aplicaciones. Venimos apreciando una fidelidad especial hacia VINIFLORA® OENOS™ en el mercado, lo que interpretamos como signo de satisfacción y alta calidad.

VINIFLORA® OENOS™ le ofrecerá una fermentación maloláctica estable y eficaz en la mayoría de los vinos (figuras 1 y 2).

VINIFLORA® OENOS™ produce una cantidad intermedia de diacetilo. 

VINIFLORA® OENOS™ va bien con la mayoría de las variedades de uva, pero se utiliza principalmente en cabernet sauvignon, syrah (shiraz), merlot, malbec, pinot noir, gamay, nebbiolo, carignan y tempranillo.

VINIFLORA® OENOS™ puede utilizarse para coinoculación temprana o tardía y para inoculación secuencial (figuras 1 y 3).

Figura 1. Fermentación maloláctica con VINIFLORA® OENOS™ y un fermento espontáneo en un shiraz australiano de 2006 (pH 3,4, alc. 13,7% v/v, 22 ppm de TSO2 y temperatura de 18 °C).

Figura 2. Fermentación maloláctica con coinoculación de VINIFLORA® OENOS™ y un fermento espontáneo en un gamay francés (Beaujolais).

Compartir