VINIFLORA® CH35

Solución rápida y fiable para la fermentación maloláctica con alto contenido de sulfitos.

VINIFLORA® CH35 es una cepa de Oenococcus oeni seleccionada para realizar fermentación maloláctica en vinos con hasta 45 ppm de SO2. La cepa es extremadamente robusta y se utiliza muy a mundo en vinos que tienen dificultades para experimentar la fermentación maloláctica.

VINIFLORA® CH35 produce grandes cantidades de diacetilo, y los vinos resultantes tienen cuerpo y un carácter suave y sofisticado (figura 1). Como el aroma mantecoso encaja muy bien con vinos blancos y tintos envejecidos en barrica, VINIFLORA® CH35 es la elección perfecta para la fermentación maloláctica en barriles. Recomendamos VINIFLORA® CH35 para un chardonnay clásico con un aroma y cuerpo poderoso y un regusto suave y equilibrado.

Como VINIFLORA® CH35 actúa muy bien a temperaturas más bajas y con un pH bajo, la cepa encaja con vinos de climas frescos con un carácter rico y poderoso (figura 2).

VINIFLORA® CH35 puede utilizarse en variedades de blancos, rosados y tintos y es una de nuestras cepas de Oenococcus más apreciadas. VINIFLORA® CH35 se recomienda cuando se esperan condiciones difíciles para la fermentación maloláctica (alta concentración de SO2 con pH bajo y temperatura baja, por ejemplo). 

VINIFLORA® CH35 puede utilizarse para coinoculación temprana o tardía y para inoculación secuencial.

Figura 1. Producción de diacetilo de CH35, comparada con la de CH11, CINE y un control sin FML a 16 °C.

Figura 2. Fermentación maloláctica con CH35 en un chardonnay con pH de 3,3, 13,5% (v/v) de etanol, 30 ppm de SO2 y fermentado a baja temperatura (15 °C).

Compartir