Hombre sirviendo vino en una copa

VINIFLORA®

Aproveche la bioprotección con VINIFLORA®

Desafío del mercado

Si bien se necesita tiempo y diligencia para construir una marca fuerte, todos los esfuerzos pueden resultar vanos si se produce una desviación de la calidad en una sola cosecha.
La mayoría de las veces, las prácticas de los elaboradores de vino optarían principalmente por el uso de altas dosis de sulfitos (dióxido de azufre, SO2) para prevenir la proliferación de microorganismos no deseables que provocan defectos organolépticos.

Sin embargo, aunque los sulfitos pueden parecer interesantes por sus propiedades antioxidantes y antibacterianas, los consumidores que prefieren la ausencia de productos químicos desechan cada vez más el vino que contiene sulfitos.
De hecho, los sulfitos también tienen efectos sobre la salud para aproximadamente un 10 por ciento de los consumidores. Pese a que la mayoría de ellos sufren irritaciones leves, las personas con asma, entre otras, pueden padecer reacciones graves.

  

La solución de Chr. Hansen

Los cultivos de Viniflora® permiten que los elaboradores de vino mejoren la calidad del vino año a año en cuanto a su carácter, lo que beneficia a la marca. Pero también resulta una solución eficaz para disminuir o eliminar los sulfitos en el vino, lo que abre las puertas a que las bodegas respondan a la demanda de los consumidores de vinos más naturales y a la tendencia mundial de menos productos químicos/conservantes. 

Por lo tanto, con las levaduras y bacterias seleccionadas de la gama Viniflora®, se hace posible producir vinos con bajo o ningún contenido de SO2 sin poner en peligro la calidad, y con mucha menos acidez volátil no deseada.

¿Por qué VINIFLORA®?

Viniflora® contribuye a impedir el crecimiento de la flora no deseada y protege el potencial organoléptico del vino durante su maduración. A los elaboradores de vino les resultará más fácil conseguir que su marca se asocie con una experiencia uniformemente agradable.

  • Se trata de cultivos alimentarios naturales seleccionados especialmente para controlar los procesos fermentativos mientras se preserva el carácter de la variedad de la uva. 
  • Los cultivos de levaduras y bacterias Viniflora® se basan en la selección de cepas naturales con propiedades únicas, tomadas de muestras de mosto, según la regulación de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).
  • Se suministran en varias versiones dirigidas específicamente a las distintas aplicaciones para vinos de todas las tierras del mundo.

Compartir