Ofrecer soluciones OLM en las diferentes etapas de la vida es fundamental para nuestro trabajo

Los oligosacáridos de la leche materna (OLM) son prebióticos específicos en los que la investigación muestra de forma continua nuevos beneficios para la salud con distintas posibilidades de aplicación. Añadir OLM a las fórmulas infantiles es la más destacada en la actualidad, ya que se trata de un complemento perfecto: Los OLM representan el tercer componente sólido más abundante en la leche humana con beneficios para la salud. De hecho, solo se encuentran con tanta complejidad en la leche humana, pero no en otros tipo de leche, como la de vaca, que suele ser la base de las fórmulas infantiles. Por lo tanto, los OLM pueden acercar las fórmulas infantiles a la leche materna.

Los OLM pueden favorecer el desarrollo equilibrado del sistema inmunitario del lactante1 y del microbioma intestinal.2 Otros beneficios asociados son la reducción del riesgo de desequilibrio bacteriano3 mediante la promoción de un microbioma intestinal sano, la maduración y el mantenimiento de la integridad del intestino4 y que pueden apoyar el desarrollo cerebral.5

Nuestro equipo de investigación de OLM va más allá incluso e investiga aplicaciones beneficiosas de los OLM en los suplementos alimentarios y en los alimentos con fines médicos especiales. Entre nuestras áreas de investigación están las aplicaciones en el apoyo inmunitario general en diferentes etapas de la vida, el apoyo durante el embarazo y la primera infancia o complementar un envejecimiento saludable.

 
Niño y abuelo


Los prebióticos y los probióticos pueden beneficiarse entre sí

Los oligosacáridos de la leche materna son prebióticos, un tipo de fibra alimentaria que, al no ser digerible para el cuerpo humano, sirve de «alimento» para los probióticos. Como actúan en sinergia con las cepas probióticas, estos dos ingredientes juntos pueden ayudar a favorecer una microbiota equilibrada y apoyar el desarrollo de una función inmunitaria normal.

Una microbiota muy dominada por las bifidobacterias es útil para la salud intestinal en edades posteriores6 y su desarrollo se produce durante los primeros años de vida. Los OLM contribuyen a un buen comienzo de la vida mediante el desarrollo de un perfil bacteriano dominado por las bifidobacterias.7

Chr. Hansen lleva más de un siglo siendo una empresa pionera en la ciencia, y vemos grandes posibilidades de futuro aprovechando y ampliando nuestros conocimientos sobre los probióticos y los OLM, para identificar beneficios cruzados de ciertas combinaciones específicas en el ámbito de la salud humana. 

 

Referencias

1 Göhring et al., 2016, Ayechu-Muruzabal et al., 2018.
2 Gotho et al., 2018, Kostopoulus et al., 2020.
3 Asadpoor et al., 2020.
4 Natividad, Jane M., et al. "Blends of Human Milk Oligosaccharides Confer Intestinal Epithelial Barrier Protection In Vitro." Nutrients 12.10 (2020): 3047.
5 Berger et al., 2020.
6 Mohammadkhah, Anica I., et al. "Development of the gut microbiome in children, and lifetime implications for obesity and cardiometabolic disease." Children 5.12 (2018): 160.
7 Thomson, Pamela, and Daniel Garrido. "Human milk oligosaccharides and health promotion through the gut microbiome." Dairy in Human Health and Disease Across the Lifespan. Academic Press, 2017. 73-86.

 

Compartir