OLM: el tercer componente más abundante en la leche materna

Conforme avanza la ciencia, se encuentran cada vez más beneficios para la salud en los OLM, y los producidos por Chr. Hansen están respaldados por estudios científicos.

La lactancia materna proporciona a los bebés la mejor nutrición y el mejor comienzo para la vida,1 ayudándolos a lograr un microbioma intestinal sano, un sistema inmunitario robusto y un desarrollo cerebral óptimo. Sin embargo, para algunas madres y algunos bebés, la lactancia materna no es una opción. 

Los oligosacáridos de la leche materna (OLM) son hidratos de carbono, o azúcares complejos, que solo se encuentran en la leche humana. De hecho, los OLM son el tercer componente sólido más abundante en la leche materna, superado únicamente por los lípidos y la lactosa.

Según indican los datos científicos, cada OLM podría aportar un beneficio único para la salud; por eso, cada uno tiene su propia estructura y función: su propia finalidad. Hasta ahora se han identificado más de 150 OLM en la leche humana. En Chr. Hansen, actualmente producimos los cinco OLM más dominantes y trabajamos en el desarrollo de nuevos OLM para su comercialización. Todos ellos están respaldados por estudios científicos.

 
 

Investigaciones científicas recientes muestran los beneficios para la salud de los OLM:

  • Contribuyen a formar un microbioma intestinal sano en los bebés, aumentando la abundancia de las bacterias beneficiosas.2
  • Pueden apoyar el desarrollo cerebral.3
  • Favorecen el mantenimiento de un sistema inmunitario equilibrado.4
  • Reducen el riesgo de desequilibrio bacteriano propiciando un microbioma intestinal sano.5
  • Ayudan a madurar y mantener la integridad del intestino.6.

Por lo tanto, tomados como suplementos al mismo nivel que en la leche materna, los OLM pueden intervenir en el crecimiento y desarrollo de los lactantes, incluido su desarrollo cognitivo.

 

Microbioma
Los OLM sirven de «alimento para las bacterias beneficiosas», apoyando el desarrollo del microbioma intestinal.2

Sistema inmunitario
Los OLM se fijan a las células epiteliales y a los receptores de glicanos en el intestino, favoreciendo el equilibrio celular inmunitario. Como prebióticos, los OLM fomentan el crecimiento de las bacterias beneficiosas.3

Desarrollo cerebral
Los OLM sialilados son una fuente de ácido siálico, un  componente básico del tejido cerebral. Las sialilactosas y la 2'-FL pueden apoyar la conectividad sináptica, la función de la memoria y el neurodesarrollo.4

Desequilibrio bacteriano
Los OLM imitan a los receptores a los que se fijan las bacterias patógenas, actuando como señuelos. Las bacterias beneficiosas producen ácidos útiles, bajan el pH y limitan el crecimiento de las bacterias perjudiciales.5

Barrera intestinal
Los OLM pueden favorecer las funciones de barrera del epitelio mediante la interacción con la mucosa intestinal. Los metabolitos de los OLM fermentados proporcionan energía a las células del epitelio y pueden apoyar su integridad.6

 

Referencias

1 "The World Health Organization (WHO) recommends breastfeeding exclusively for the first six months, followed by continued breastfeeding together with complementary foods." Organización Mundial de la Salud. International Code of Marketing of Breast-Milk Substitutes. https://www.who.int/nutrition/publications/infantfeeding/9241541601/en/ Consultado el 26 de noviembre de 2020.
2 Gotho et al., 2018, Kostopoulus et al., 2020.
3 Berger et al., 2020.
4 Göhring et al., 2016, Ayechu-Muruzabal et al., 2018.
5 Asadpoor et al., 2020.
6 Oliveros et al., 2021.
 

Compartir