Un cribado eficaz es lo que conecta el laboratorio y la acción

Antes de que nuestros productos puedan llegar a donde está la acción, deben ser analizados en el laboratorio. Para ello es básico determinar los efectos de varias bacterias sobre una variedad de cultivos en el invernadero bajo condiciones controladas.

Una manera especialmente eficaz de lograrlo es usar el fenotipado de plantas, es decir, la observación de las características físicas de una planta, como altura, biomasa, forma de las hojas, entre otras. Para ello, el equipo de fitosanitarios usa una fenotipadora automática en uno de nuestros invernaderos.

El sistema comprende una cinta transportadora y una cinta sin fin, donde pueden vigilarse, regarse y pesarse hasta mil plantas antes de su envío a una cabina de fotografía, donde una combinación de avanzados sensores fluorescentes y cámaras RGB mide la respuesta de las plantas a factores tales como la carga calorífica, el estrés y la privación de agua.

Mediante el examen del rendimiento de las plantas en las condiciones establecidas, es posible encontrar las mejores bacterias para favorecer el crecimiento y desarrollo óptimos de la planta y la mayor resistencia frente al estrés biótico y abiótico.

En última instancia, el sistema nos permite poner a prueba un mayor número de cepas bacterianas diferentes con eficacia y rapidez, reproduciendo las condiciones que se dan en el terreno. 

 

«El cribado nos ayuda a comprobar en menos tiempo qué bacterias funcionan».

Thomas Vain, director del programa PSI, división de Fitosanitarios de Chr. Hansen

 


 
Capacidad microbiana 

Aprovechamiento del potencial de las bacterias beneficiosas

Productos probados 

Soluciones líderes que han demostrado marcar la diferencia

Excelencia en la producción

Presencia global y larga trayectoria de producción con alta calidad

Colaboraciones dedicadas y de confianza

Por el futuro de la agricultura mediante la colaboración

Compartir