Formulación: afinando la receta

Para producir bacterias con éxito, un factor fundamental es la formulación. Para poder sacar una bacteria al mercado, debe convertirse en un producto que se pueda usar con seguridad y facilidad. Después de determinar cómo funcionan las bacterias (su modo de acción), podemos formular el ingrediente activo (bacteria).

Para ello, añadimos otros ingredientes, como humectantes, dispersantes, antiespumantes y modificadores de la viscosidad. Todo ello contribuye a garantizar la estabilidad del producto final, la seguridad de manipulación y aplicación y su protección frente a factores medioambientales. 


«La formulación puede cambiar las reglas del juego».

Pietro Locatelli, director del equipo de formulación de fitosanitarios de Chr. Hansen



 
Capacidad microbiana 

Aprovechamiento del potencial de las bacterias beneficiosas

Productos probados 

Soluciones líderes que han demostrado marcar la diferencia

Excelencia en la producción

Presencia global y larga trayectoria de producción con alta calidad

Colaboraciones dedicadas y de confianza

Por el futuro de la agricultura mediante la colaboración

Compartir