Propósito y estrategia

En Chr. Hansen, trabajamos para cultivar un mundo mejor naturalmente: «Grow a better world. Naturally». Descubra cómo impulsamos el cambio sostenible de la sociedad guiados por nuestro propósito firme y nuestra ambiciosa Estrategia 2025.

La necesidad de dar forma a un futuro más sostenible para nuestro planeta y las generaciones venideras es urgente. La sociedad y la industria deben hacer frente a desafíos acuciantes como el cambio climático, el desperdicio de alimentos, la salud mundial y el uso excesivo de antibióticos y plaguicidas. En Chr. Hansen, nos encontramos en una posición privilegiada para impulsar el cambio positivo mediante nuestras soluciones microbianas sostenibles y para hacer posible un futuro que considere a la naturaleza la base de una sociedad sana.

Desde hace más de 145 años, trabajamos para facilitar la agricultura sostenible, las etiquetas más limpias y una vida más sana para más personas de todo el mundo. Hemos llegado lejos en nuestra trayectoria y hemos conseguido mucho, pero, sin dejar de revelar el poder de las bacterias beneficiosas gracias a las nuevas tecnologías, podemos hacer mucho más. Por eso, en el centro de la Estrategia 2025 está nuestro propósito de cultivar un mundo mejor naturalmente: «Grow a better world. Naturally».

La Estrategia 2025

El coronavirus ha cambiado el mundo tal como lo conocemos, pero, mientras todos nos movemos por territorio desconocido, la industria alimentaria y el sector de la salud siguen jugando un papel vital. Los consumidores de todo el mundo se centran cada vez más en la salud, la seguridad alimentaria, la calidad y la asequibilidad.

Las necesidades de nuestros clientes cambian mientras buscan mejorar la productividad y aceleran los esfuerzos de innovación para satisfacer esas preferencias cambiantes de los consumidores. La Estrategia 2025 nos permitirá convertir estos retos en oportunidades. Nos centraremos en las áreas en las que nuestras exclusivas plataformas de tecnología fermentativa y microbiana coinciden con las necesidades de los clientes y las tendencias mundiales, lo que nos dará gran relevancia en la situación actual. Y en el futuro.

Con el impulso de nuestra cultura propia, la Estrategia 2025 consolidará nuestra posición como compañía de biociencia global y diferenciada.

Con la Estrategia 2025, se nos presenta una oportunidad magnífica para hacer algo que repercuta en las personas, los animales y las plantas. Y, en última instancia, en nuestro planeta. Por esa razón, no dejaremos de atender los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU por medio de nuestras soluciones, de invertir en una producción más verde y de comprometernos firmemente con el clima uniéndonos a la iniciativa de la ONU de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C.

Juntos, estamos a la vanguardia de la ciencia microbiana para mejorar los alimentos, la salud y la productividad en pos de un futuro sostenible. Esa es una empresa que nos apasiona. Como compañía movida por los propósitos que cuenta con una plataforma tecnológica capaz de ayudar a nuestro planeta y de afrontar los retos de la sociedad, no podemos abstraernos de la gran responsabilidad de que nos vaya bien haciendo el bien.

Compartir