Nematodos: la amenaza invisible

Los nematodos están entre las principales causas de daños en los cultivos y de pérdidas de producción, y la imposibilidad de controlar su impacto para los agricultores es uno de los principales factores que arrasan cosechas. 

Los nematodos son animales vermiformes simples con cuerpos cilíndricos, largos y delgados. Un puñado de tierra puede contener más de un millón de nematodos; la mayoría son más finos que el cabello humano y no se ven a simple vista. 

Más de 4000 especies se alimentan de plantas, normalmente invadiendo sus raíces, aunque algunos se alimentan de bulbos, tallos, hojas o flores.

 

Se estima que el coste para los agricultores asciende a unos 360.000 millones de dólares al año

 

Daño invisible 
Los nematodos se alimentan de las plantas mediante un órgano de la boca denominado «estilete», que es una estructura afilada parecida a una aguja con la que atraviesan la pared celular de la planta. 

Cuando invaden el sistema de raíces de una planta, este ya no puede extraer suficiente agua o nutrientes del suelo; en el peor de los casos, la planta puede llegar a morir.

La alimentación de los nematodos quita agua y nutrientes a la planta:

 

1.

Los nematodos causan daños en las raíces cuando penetran en la planta para alimentarse.

2.

La alimentación de un nematodo que se convierte en quiste lleno de huevos, por ejemplo, hace que la planta pierda agua y nutrientes.

3.

También se produce un intenso atrofiamiento o marchitamiento o incluso la muerte de la planta.

 

Protección demostrada frente a nematodos
Para combatir los nematodos, los agricultores han usado tradicionalmente nematicidas químicos. Sin embargo, a la vez que crece la preocupación medioambiental, estas soluciones se están volviendo cada vez menos eficaces.

Los bionematicidas, por otro lado, pueden contener soluciones bacterianas que son robustas colonizadoras de raíces, creando una barrera física y bioquímica. 

 

«La solución de Chr. Hansen produce resultados equiparables a los nematicidas químicos y nos genera incrementos asombrosos en la producción de caña de azúcar».

Agricultor de Brasil

Los microbios se alimentan de los exudados de la planta, lo que reduce las moléculas señalizadoras que atraen a nematodos y producen metabolitos, que son moléculas orgánicas que distraen a los nematodos de alimentarse sobre las raíces y protegen a la planta durante toda su vida.

Esto se traduce en mucha menos incubación e infiltración de nematodos. Los estudios llevados a cabo con nuestros socios han revelado una reducción en juveniles, hembras y huevos de hasta un 90 %.

Nuestros bionematicidas están disponibles para una amplia variedad de cultivos y también pueden combinarse con diferentes medidas de control siguiendo un tratamiento integrado de las plagas. 

 
Capacidad microbiana 

Aprovechamiento del potencial de las bacterias beneficiosas

Productos probados 

Soluciones líderes que han demostrado marcar la diferencia

Excelencia en la producción

Presencia global y larga trayectoria de producción con alta calidad

Colaboraciones dedicadas y de confianza

Por el futuro de la agricultura mediante la colaboración

Compartir