Es posible que haya llegado a esta página por un redireccionamiento desde el sitio web de UAS Labs como consecuencia de la adquisición de UAS Labs por Chr. Hansen.

¿Qué es el microbioma humano?

Conozca mejor los billones de microorganismos que viven en el cuerpo humano

Dondequiera que vaya uno en la vida, le acompañarán billones de microorganismos. El microbioma humano es una comunidad de microorganismos que se hallan en todas las superficies de nuestro cuerpo, en especial en la boca, el intestino y la vagina, además de la piel y los ojos.1

Está formado por hongos, levaduras, arqueas y virus,2 pero se compone principalmente de bacterias. De media, una persona alberga 38 billones de células bacterianas,3 el 97 % de las cuales viven en el intestino grueso.3


El microbioma es tan exclusivo como la huella dactilar

Diferentes personas albergan conjuntos diferentes de microorganismos, casi como una huella dactilar.4 Una persona adulta tiene más células bacterianas que humanas. Juntas, esas bacterias contienen muchos más genes que la persona portadora.5

 


Los probióticos y el microbioma intestinal

En particular, el microbioma intestinal es muy complejo, con más de 5000 especies bacterianas presentes.6 Los probióticos complementan las importantes bacterias de los géneros Lactobacillus7 y Bifidobacterium,8, 9 que son parte integral del microbioma humano y se asocian con la salud.10-13


Importancia del microbioma intestinal para la salud

El microbioma intestinal es clave para la salud en general, ya que favorece la salud intestinal14, 15, la inmunitaria4, 16 y el metabolismo19, 20 y también puede influir en el eje intestino-cerebro.21-23

El microbioma intestinal ayuda a desarrollar y mantener un sistema inmunitario equilibrado24, 25 y contribuye a la integridad de la barrera intestinal.15, 26

 


El microbioma humano no deja de cambiar

El microbioma empieza a formarse al nacer,27 y al principio está dominado por las bifidobacterias.28 Cuando se van introduciendo alimentos sólidos en la dieta, el microbioma empieza a desarrollarse hacia un tipo más adulto. 

El microbioma de los adultos se caracteriza por una gran variedad de microorganismos,29 pero, al envejecer, la diversidad disminuye y los lactobacilos y las bifidobacterias van escaseando.30, 31


Cómo influye el estilo de vida en el microbioma humano

A lo largo de la vida, el microbioma es dinámico y se ve influido por el estilo de vida que se lleve. En personas sanas, el microbioma se considera equilibrado y sano para el cuerpo.2 Durante situaciones problemáticas, el microbioma puede desequilibrarse y tomar suplementos con probióticos puede ofrecer apoyo. 


El microbioma intestinal en diferentes etapas de la vida


Microbioma intestinal infantil
La formación de nuestro microbioma empieza al nacer, ya que el recién nacido hereda bacterias de la madre, especialmente durante los partos naturales.27, 32 En los primeros meses de vida, las bifidobacterias tienden a dominar la microbiota, pero se pueden observar muchas fluctuaciones.28 El microbioma incipiente tiene funciones importantes para el desarrollo inmunitario,33, 34 metabólico35 y neurológico36 del bebé, lo cual que influye en su salud y su bienestar, pero también tiene efectos para la salud a largo plazo.37


Microbioma intestinal de los adultos
En los adultos, el microbioma está totalmente establecido y se caracteriza por una gran cantidad y diversidad de bacterias presentes.29 La microbiota de cada persona tiene un perfil propio.4 El microbioma de los adultos es importante para mantener la salud, ya que favorece el sistema inmunitario2, 16 y contribuye a mantenerlo sano.24, 25 Aunque relativamente estable, el microbioma de los adultos es sensible a los factores del estilo de vida. 


El microbioma intestinal durante el embarazo
En el embarazo, aumentan los niveles de progesterona y esta hormona reduce la cantidad de bacterias intestinales. También estimula las bifidobacterias y algunos otros tipos de bacterias.38, 39 Las estrechas interacciones inmunológicas entre la madre y el feto hacen que estas bacterias beneficiosas influyan en el desarrollo inmunitario de este.40 Las bacterias de la madre también ayudan a formar el microbioma del bebé durante el parto vaginal y la lactancia.32, 41


El microbioma intestinal de los ancianos
La microbiota intestinal de los ancianos muestra una menor diversidad bacteriana,42 cambios en las especies dominantes43 y una disminución de los microorganismos beneficiosos, como lactobacilos y bifidobacterias.44 Estos cambios son resultado de un proceso gradual asociado con cambios fisiológicos en el intestino,30 así como con los patrones de alimentación.45 


Referencias 
 
1 Cho I, Blaser MJ. The human microbiome:. Nat Rev Genet. 2012;13(4):260-270.
2 Ruan W, Engevik MA, Spinler JK, Versalovic J. Dig Dis Sci. 2020;65(3):695-705. 
3 Sender R, Fuchs S, Milo R. PLoS Biol. 2016;14(8):e1002533. 
4 Arumugam M, Raes J, Pelletier E, et al. Nature. 2011;473(7346):174-180. 
5 Manichanh C, Bork P, Hansen T, et al. Nat Biotechnol. 2014;32(8):834-841.
6 Rice BL, Armanini F, Morgan XC, et al. Cell. 2019;176(3):649-662.e20. 
7 Heeney DD, Gareau MG, Marco ML. Curr Opin Biotechnol. 2018;49(530):140-147. 
8 Lin A, Bik EM, Costello EK, et al. PLoS One. 2013;8(1). 
9 Turroni F, Peano C, Pass DA, et al. PLoS One. 2012;7(5):20-24. 
10 Salvetti, E., O'Toole, P. W. Bugs as Drugs. 2018;5(3):49-71.
11 Petrova MI, Lievens E, Malik S, Imholz N. Front Physiol. 2015;6(March):1-18. 
12 Leser TD, Gottlieb CT, Johansen E. Probiotics and Prebiotics; Current Research and Future Trends. Caister Academic Press; 2015:43-67.
13 Salvucci E. Int J Food Sci Nutr. 2019;70(7):781-795. 
14 Dimidi E, Christodoulides S, Scott SM, Whelan K. Adv Nutr. 2017;8(3):484-494. 
15 Kho ZY, Lal SK. Front Microbiol. 2018;9(AUG):1-23.
16 Araos R, D’Agata EMC.Infect Control Hosp Epidemiol. 2019;40(5):585-589. 
17 Kozik AJ, Huang YJ. Ann Allergy, Asthma Immunol. 2019;122(3):270-275. 
18 Nance CL, Deniskin R, Diaz VC, Paul M, Anvari S, Anagnostou A. Children. 2020;7(6):50. 
19 Ortega MA, Fraile-Martínez O, Naya I, et al. Nutrients. 2020;12(9):1-29. 
20 Tseng CH, Wu CY. J Formos Med Assoc. 2019;118:S3-S9. 
21 Osadchiy V, Martin CR, Mayer EA. Clin Gastroenterol Hepatol. 2019;17:322-332. 
22 Bastiaanssen TFS, Cowan CSM, Claesson MJ, Dinan TG, Cryan JF. Int J Neuropsychopharmacol. 2018;22(1):37-52. 
23 Warner BB. Pediatr Res. 2019;85(2):216-224. 
24 Jeyakumar T, Beauchemin N, Gros P. Trends Parasitol. 2019;35(10):809-821. 
25 Lambring CB, Siraj S, Patel K, Sankpal UT, Mathew S, Basha R. Crit Rev Immunol. 2019;39(5):313-328. 
26 Paone P, Cani PD. Gut. Publicado en línea en 2020:1-12. 
27 Dogra S, Sakwinska O, Soh SE, et al. Gut Microbes. 2015;6(5):321-325. 
28 Korpela K, de Vos WM. Curr Opin Microbiol. 2018;44:70-78. 
29 McBurney MI, Davis C, Fraser CM, et al. J Nutr. 2019;149(11):1882-1895. 
30 DeJong EN, Surette MG, Bowdish DME. Cell Host Microbe. 2020;28(2):180-189. 
31 Bana B, Cabreiro F. Annu Rev Genet. 2019;53:239-261. 
32 Korpela K, Costea P, Pedro Coelho L, et al. Genome Res. 2018;28(4):561-568. 
33 Walker WA, Iyengar RS. Pediatr Res. 2015;77(1):220-228. 
34 Sjögren YM, Tomicic S, Lundberg A, et al. Clin Exp Allergy. 2009;39(12):1842-1851. 
35 Mulligan CM, Friedman JE. J Endocrinol. 2017;235(1):R1-R12. 
36 Diaz Heijtz R. Semin Fetal Neonatal Med. 2016;21(6):410-417. 
37 Rautava S. Nestle Nutr Inst Workshop Ser. 2017;88:11-21. 
38 Koren O, Goodrich JK, Cullender TC, et al. Cell. 2013;150(3):470-480. 
39 Nuriel-Ohayon M, Neuman H, Ziv O, et al. Cell Rep. 2019;27(3):730-736.e3. 
40 De Agüero MG, Ganal-Vonarburg SC, Fuhrer T, et al. Science (80- ). 2016;351(6279):1296-1302. 
41 Bäckhed F, Roswall J, Peng Y, et al. Cell Host Microbe. 2015;17:690-703. 
42 Maffei VJ, Kim S, Blanchard E, et al. Journals Gerontol - Ser A Biol Sci Med Sci. 2017;72(11):1474-1482.
43 Vemuri R, Gundamaraju R, Shastri MD, et al. Biomed Res Int. 2018;2018.
44 Kato K, Odamaki T, Mitsuyama E, Sugahara H, Xiao J zhong, Osawa R. Curr Microbiol. 2017;74(8):987-995.
45 Claesson MJ, Jeffery IB, Conde S, et al. Nature. 2012;488:178-185.



 

Esta comunicación está destinada únicamente a empresas y a profesionales de la salud, no a consumidores finales de bienes de consumo. Ninguna parte de esta página debe entenderse como una atribución expresa de propiedades o indicaciones.  

Compartir