Es posible que haya llegado a esta página por un redireccionamiento desde el sitio web de UAS Labs como consecuencia de la adquisición de UAS Labs por Chr. Hansen.

¿Qué son los probióticos?

Estos microorganismos vivos pueden ser beneficiosos para la salud

Los probióticos son microorganismos vivos que pueden producir beneficios para la salud si se consumen en cantidades suficientes. Se ha demostrado que mantener un nivel adecuado de probióticos en el cuerpo apoya la función inmunitaria, favorece la salud digestiva e incluso potencia el metabolismo.  

Dos de los probióticos más reconocidos por favorecer la salud digestiva e inmunitaria son las bifidobacterias, que suelen encontrarse en el intestino grueso, y los lactobacilos, que viven en el intestino delgado.

 

Definición de probióticos

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, los probióticos son «microorganismos vivos que, administrados en cantidades suficientes, aportan un beneficio para la salud del anfitrión».1

Muchos alimentos y suplementos contienen microorganismos vivos, pero, en rigor, solo los que contienen cepas caracterizadas por un beneficio para la salud científicamente demostrado pueden denominarse «probióticos». Según esta definición, una cepa probiótica debe estar caracterizada por su identidad específica, su potencia y sus beneficios para la salud.


Identificación de probióticos por su género, especie y cepa 

Las bacterias probióticas se clasifican por su género, especie y cepa. 

Una cepa es un miembro de una especie, que a su vez pertenece a un género. Un género puede incluir más de una especie. Por ejemplo, todos los perros pertenecen al género Canis, pero dentro del género Canis, hay varias especies, como lobos (lupus), perros (familiaris), coyotes (latrans) y chacales (aureus). Lo mismo es aplicable a las bacterias: muchas especies diferentes pueden pertenecer al mismo género. Y, al igual que hay diferentes razas en la especie de los perros, cada especie bacteriana tiene distintas cepas. 

Las cepas de una misma especie se parecerán entre sí más que a las cepas de otra especie, pero siguen siendo suficientemente diferentes como para producir beneficios distintos. Por ejemplo, aunque las cepas GR-1® y LGG® pertenecen ambas a la especie rhamnosus, GR1® se asocia principalmente con beneficios para la salud genitourinaria y LGG®, con beneficios para la salud inmunitaria y digestiva. 

Es importante destacar que no todos los probióticos son iguales. Pueden variar en potencia, en estabilidad y en los beneficios que proporcionan al cuerpo, ¡incluso tratándose de la misma especie! Por lo tanto, es crucial vincular toda investigación clínica con un probiótico a nivel de cepa.2

 

Aislar cepas y optimizar su estabilidad 

Se ha investigado mucho para comprender qué cepas probióticas ofrecen el mayor beneficio para la salud. Los fabricantes de probióticos aislamos estas cepas de eficacia probada y llevamos a cabo estudios para optimizar su potencia y estabilidad. 

De hecho, la identidad de todos los probióticos de Chr. Hansen se garantiza mediante métodos analíticos de última generación. Según demuestran completos análisis del genoma, somos capaces de mantener con precisión la identidad de las cepas probióticas durante toda la producción.  

Nuestro control de calidad, con métodos validados para la detección de contaminantes microbianos, y la evaluación de nuestros procesos garantizan la alta calidad, seguridad y pureza de todos nuestros productos.  

 

Referencias
1 Hill C, Guarner F, Reid G, Gibson GR, Merenstein DJ, Pot B, et al. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2014;11(August 2014):506–14.
2 McFarland L V., Evans CT, Goldstein EJC. Front Med. 2018;5.
 


GR-1® y LGG® son marcas registradas de Chr. Hansen A/S.


 

Esta comunicación está destinada únicamente a empresas y a profesionales de la salud, no a consumidores finales de bienes de consumo. Ninguna parte de esta página debe entenderse como una atribución expresa de propiedades o indicaciones.  

Compartir