CHEDDAR

El tipo de queso más popular en los países de habla inglesa.

No es casual. El mercado actual del queso cheddar está determinado por tres tendencias principales entre los consumidores. En primer lugar, la experiencia organoléptica es primordial y constituye un punto clave de la diferenciación. Tiene un amplio atractivo para los clientes, ya que los consumidores jóvenes prefieren variedades suaves con maduración breve, mientras que los de más edad tienden a favorecer variedades con una maduración más larga. En segundo lugar, el mercado ha experimentado recientemente un aumento pronunciado en la selección de quesos envasados cómodos y listos para consumir, en forma de lonchas, trozos, raciones de tentempié, etc. Por último, los consumidores actuales son conscientes de su salud y aprecian lo que es bueno para ellos, como las variantes con menos contenido graso.

Los fabricantes de queso cheddar buscan constantemente atender estas tendencias de consumo optimizando tecnologías de producción existentes y otras nuevas en desarrollo. El control, la solidez y la flexibilidad en la producción son fundamentales para cubrir un mercado internacional cada vez más grande. La capacidad para crear características diferenciadas de sabor y textura en un queso de mesa maduro, lonchas de cheddar suaves o alternativas más saludables con menos sodio añade más valor aún al producto final. También debería darse prioridad a conseguir las características deseadas de sabor y textura con mayor rapidez sin afectar a la calidad general. 

Chr. Hansen ofrece una amplia gama de cultivos iniciadores (starter) y de maduración EASY-SET™ y DVS®, que pueden combinarse de numerosas formas para satisfacer las necesidades de los fabricantes y consumidores de queso cheddar.

Compartir