Queso blanco

Cada vez más presentes en los lineales de los supermercados de todo el mundo.

La amplia diversidad de quesos blancos en los distintos mercados locales hace que esta categoría resulte interesante y variada. Entre los quesos blancos se incluyen los quesos en salmuera, el feta, el ultrafiltrado (UF) y el lokumlu. Se producen en zonas como los Balcanes, Grecia, Oriente Medio, norte de Europa y Australia, y cada uno posee cualidades exclusivas. 

Dos tendencias habituales que cubren toda la variedad son la mayor industrialización de la producción de queso blanco y la mayor demanda de sabores más suaves y frescos entre los consumidores. Los quesos blancos de la granja que tradicionalmente se venden en el bazar tienen un sabor penetrante, mientras que la industrialización permite a los fabricantes ofrecer variantes y satisfacer la necesidad de nuevos sabores de la generación más joven. Este cambio de tendencia también impulsa el crecimiento del queso blanco ultrafiltrado, que en general tiene un sabor más suave y una textura compacta y cremosa.

El catálogo de productos DVS® para queso blanco de Chr. Hansen ofrece a los fabricantes la capacidad de elaborar el queso blanco en función de las preferencias individuales. DVS® para queso blanco debería combinarse con los cultivos coagulantes y maduradores de Chr. Hansen para aprovechar todo el potencial del queso.

Compartir