CONTINENTAL

La existencia de tendencias divergentes plantea exigencias adicionales sobre los productores

Dentro del segmento de queso continental, que consta de quesos amarillos semiduros, como gouda, edam, tilsit y maasdam, existen dos tendencias divergentes.

Mayor demanda de queso continental superior

La primera tendencia es una demanda clara, entre los consumidores, de mayor diferenciación. El interés por el queso local o regional va en aumento, igual que por quesos superiores especializados de otras partes del mundo. Los consumidores no solo están interesados por la diferenciación del sabor, sino que apoyan el trabajo artesanal y lo que subyace en el queso. Por lo tanto, no debería sorprender encontrar un gouda de tres años o incluso de cinco años en supermercados de California o de Shanghái. 

Mayor demanda de queso continental básico

La segunda tendencia es una mayor demanda de queso continental básico, que suele comercializarse con marcas blancas. Para queso continental básico, la demanda del mercado depende de quién lo compre y dónde se encuentre: En el caso del queso para sándwich, el sabor y la textura son importantes, mientras que la fundibilidad lo es para el queso para pizza y una larga vida útil lo es para el queso destinado a la exportación.

El mercado de queso continental básico y superior ha experimentado un aumento pronunciado en la selección de quesos envasados prácticos y listos para consumir, en forma de lonchas, trozos, raciones de tentempié, etc., en los últimos años. Por ello ha aumentado la demanda de loncheabilidad y troceabilidad del queso.

Compartir