Requesón

Demanda de productos saludables, naturales y con alto contenido de proteínas

Piense en el grupo objetivo y en las ocasiones de consumo

La primera tendencia es una demanda clara, entre los consumidores, de mayor diferenciación, lo que los ayuda a satisfacer una necesidad para una ocasión muy específica. Por ejemplo, en las comunidades dedicadas al ejercicio físico en las redes sociales, se habla a menudo del consumo de requesón dentro de los programas de musculación, tanto antes como después de las sesiones de gimnasio.

Más allá de frutas y verduras

La segunda tendencia tiene que ver con el hecho de que el requesón raramente se toma solo. Durante las últimas décadas, los fabricantes de requesón han aprovechado esa moda para ofrecerlo con frutas, jamón u hortalizas. Sin embargo, a medida que se fragmentan los segmentos de consumidores, también se diversifica lo que se toma de acompañamiento del requesón. Ahora los consumidores demandan galletas saladas, frutos secos, especias y también el requesón en diferentes tamaños.

La importancia de las porciones individuales 

La tercera tendencia, que ha arraigado durante los últimos años, es la de las porciones individuales. Aproximadamente dos tercios de los productos de requesón que se lanzan se comercializan en envases de 350 gramos o menos.

El interés por el requesón viene experimentando un aumento llamativo. Los consumidores que desean llevar un estilo de vida sano demandan productos más saludables, elaborados con ingredientes naturales solamente. También buscan aumentar la ingesta de proteínas y, cada vez más, que estas no sean de origen cárnico. Puesto que son muy demandados especialmente los productos con bajo contenido de grasa, el requesón, como producto lácteo con contenido bajo de grasa y alto de proteínas, parece tener un gran futuro por delante. 

Compartir