Control de restos de antibióticos en la leche con análisis y dispositivos MilkSafe™

La nueva gama de kits de detección de antibióticos permite que todos los que intervienen en la cadena de valor de la leche cumplan con la creciente exigencia de seguridad alimentaria por parte de los consumidores y la legislación internacional

Feb 04. 2020 13:06 GTM

La gama MilkSafe de análisis y dispositivos de alta calidad detecta los restos de antibióticos más habituales en la leche. Todos los análisis cuentan con la validación de un laboratorio independiente (ILVO1) y pueden utilizarse en todas las situaciones típicas en que son necesarios.

«El kit de detección MilkSafe es simple, fiable y fácil de usar. Todo lo que hay que hacer es incubar la muestra e interpretar los resultados, ya sea visualmente o mediante un lector. Con nuestra completa solución, hacemos posible el análisis de rutina de los antibióticos que pueden aparecer en productos lácteos», afirma Christian Bendix Jensen, director de kits y equipos de detección de Chr. Hansen.

Seguridad de la leche en todas las fases de la cadena de valor

Los equipos y los servicios digitales de MilkSafe permiten la detección de antibióticos en varios puntos de la cadena de valor de la leche:

  • En la granja: Gracias a un miniincubador, el granjero puede interpretar visualmente y comprobar con rapidez si hay restos de antibióticos en la leche.
  • En el camión: Un lector portátil permite detectar de forma precisa restos de antibióticos durante el transporte de la leche. Cuando se combina con la aplicación MilkSafe, almacena los resultados en una solución de gestión de datos basada en la nube, aportando así transparencia y documentación de trazabilidad.
  • En el laboratorio: Un lector de sobremesa y un gestor de datos (programa informático que transfiere los datos del lector de sobremesa al ordenador) permiten que el lector interprete los análisis de antibióticos.

Ofrecer a los clientes la oportunidad de detectar restos de antibióticos en cualquier punto de la cadena de valor de la leche también resulta beneficioso para mantener sin contaminar la leche mezclada. Una menor contaminación minimiza el desperdicio de leche y apoya una producción sostenible, eficiente y rentable.

Documentación digital de la trazabilidad y transparencia

La resistencia a los antibióticos es motivo de preocupación para los gobiernos de todo el mundo, lo que genera presión legislativa para disminuir el uso de antibióticos. Al mismo tiempo, el creciente interés y exigencia de los consumidores por la seguridad alimentaria impulsan una mayor necesidad de que la industria láctea genere confianza y aumente la transparencia. Para satisfacer estos requisitos y exigencias, Chr. Hansen aprovecha las oportunidades que ofrece la digitalización.

«Gracias a la integración digital que proveen el lector portátil y la aplicación, la gama MilkSafe garantiza una metodología económica y sistemática para la detección rápida de antibióticos y el almacenamiento de datos para su total trazabilidad y documentación en el futuro. Esto convierte la gama de kits de detección MilkSafe en una herramienta perfecta para ayudar a los clientes a mejorar aún más sus controles de calidad», concluye Bendix Jensen.


1 El instituto de Flandes por la investigación en agricultura, pesca y alimentación (ILVO) lleva a cabo investigaciones multidisciplinares, innovadoras e independientes en pro de la agricultura y la pesca sostenibles económica, ecológica y socialmente.

 

Chr. Hansen es una empresa global y diferenciada de biociencia que desarrolla soluciones con ingredientes naturales para las industrias de alimentación y nutrición, farmacéutica y agrícola. En Chr. Hansen, nos encontramos en una posición privilegiada para impulsar el cambio positivo mediante soluciones microbianas. Desde hace más de 145 años, trabajamos para facilitar la agricultura sostenible, las etiquetas más limpias y una vida más sana para más personas de todo el mundo. Nuestras plataformas de tecnología microbiana y fermentativa, incluida nuestra amplia colección de unas 40.000 cepas microbianas, tienen potencial para marcar un antes y un después. Al satisfacer las necesidades de los clientes y las tendencias internacionales, seguimos revelando el poder de las bacterias beneficiosas para responder a dificultades globales, como el desperdicio de alimentos, la salud en el mundo y el uso excesivo de antibióticos y plaguicidas. Como empresa de biotecnología más sostenible del mundo, llegamos a más de mil millones de personas cada día. Con el respaldo de nuestro legado de innovación y curiosidad para impulsar la ciencia, nuestro propósito de cultivar un mundo mejor naturalmente, «Grow a better world. Naturally» está en la esencia de todo lo que hacemos.


Compartir