Optimizar el perfil organoléptico del vino

La bioprotección temprana contribuye a revelar precursores aromáticos y a proteger el sabor del vino para el disfrute de los consumidores.

La diversidad de los vinos es casi infinita y, sin duda, una razón de su éxito. A pesar de esa diversidad, el perfil organoléptico del vino siempre se define de la misma forma: color, aroma, gusto y sensación en boca, usando los cinco sentidos.

Bioproteger los componentes esenciales presentes en las uvas y transformarlos durante la fermentación alcohólica y maloláctica es básicamente para lo que se ha diseñado la gama de productos VINIFLORA®.
Por ejemplo, ayudamos a transformar los aromas generados de sus precursores inherentes en las uvas y liberados al exprimirlas. Este programa se denomina «optimizar el aroma» y los productores de vino y los bodegueros se ponen en contacto con nosotros frecuentemente para que los ayudemos a desarrollar proyectos para sus vinos.

Dependiendo del estilo buscado, podemos ayudarlos a diseñar el mejor protocolo de elaboración de vino para conseguir sus objetivos con selectas soluciones microbianas naturales.

Compartir