Coagulante revolucionario consigue donación para Dairy Without Borders

Coagulante revolucionario consigue donación para Dairy Without Borders
En la fotografía: Lars Dall Jensen, presidente de Dairy Without Borders, y Anne Katrine Irgens, directora sénior de Desarrollo Comercial de Enzimas para Queso de Chr. Hansen
Nota de prensa | Aug 12. 2020 04:00 GMT

Cumpliendo su compromiso, Chr. Hansen celebra la favorable acogida de CHY-MAX® Supreme con la donación de dinero a una oenegé danesa por cada prueba de este innovador producto en el sector

4100 euros: esa es la cantidad que la empresa de ingredientes alimentarios más sostenible del mundo, Chr. Hansen, dona a la oenegé de origen danés Dairy Without Borders, una organización sin ánimo de lucro que trabaja por el progreso de las comunidades rurales de ciertos países en vías de desarrollo mediante la formación y la transmisión de conocimientos y técnicas. La organización establece y apoya proyectos económica y ambientalmente sostenibles que contribuyan a promover el uso, almacenamiento y posible comercialización de sus productos lácteos entre pequeños productores locales.

Para Chr. Hansen, que parte de un sólido legado en el sector lácteo, Dairy Without Borders era una elección obvia para la donación que querían hacer un año después del lanzamiento de CHY-MAX® Supreme, la tercera generación del vanguardista coagulante CHY-MAX®. Después de su presentación en todo el mundo el año pasado, ha tenido una acogida muy buena en el sector y ha generado mucho interés entre los fabricantes de queso más innovadores, que buscan optimizar su producción. CHY-MAX® Supreme permite aumentar la producción de queso hasta un 1 % y procesar más leche y más queso en menos tiempo. Además, los productores pueden beneficiarse de su mayor funcionalidad en cuanto a facilidad de loncheado y rallado del queso, con menos mermas y una mayor duración del producto gracias a la menor descomposición de las proteínas con el paso del tiempo. El compromiso de donar dinero a una buena causa tenía el objetivo de incentivar que los clientes probasen el nuevo coagulante en su producción.

Responsabilidad social en acción

«No podíamos estar más satisfechos de la acogida con la que el mercado ha recibido a CHY-MAX® Supreme. Las innovaciones revolucionarias en el terreno de los coagulantes son escasas, pero nosotros, como líderes mundiales en la producción de soluciones de coagulación, tenemos el compromiso de seguir subiendo el nivel del rendimiento en el sector y de comprender los retos a los que se enfrentan los productores actuales. Para fomentar aún más el interés por nuestro nuevo producto, nos comprometimos a hacer una donación a Dairy Without Borders por cada prueba que se hiciese en el sector durante el año siguiente al lanzamiento para que los clientes pudiesen apreciar por sí mismos que las ventajas que atribuimos a CHY-MAX® Supreme son ciertas», explica Anne Katrine Irgens, directora sénior de Desarrollo Comercial de Enzimas para Queso de Chr. Hansen.

Dado el fuerte perfil de sostenibilidad del producto, que hace posible producir más queso con la misma cantidad de leche, creímos que tendría sentido dirigir nuestra donación hacia una organización que asuma activamente la responsabilidad social adoptando una postura firme contra la pobreza y ayudando a estabilizar la seguridad alimentaria en los países más desfavorecidos. Estamos seguros de que Dairy Without Borders sabrá hacer el mejor uso del dinero», explica.

Como beneficiaria de la donación, la oenegé está muy contenta por los 4100 euros, que dan para mucho en las partes del mundo donde opera Dairy Without Borders.

«Es una donación muy bienvenida y estamos muy agradecidos por que Chr. Hansen nos haya escogido. Al final, lo que queremos es ayudar a pequeños ganaderos de leche a vivir mejor y la forma de hacerlo es contribuyendo con conocimientos para que puedan optimizar su producción de lácteos, lograr mejores precios y aumentar su propia seguridad alimentaria y la de quienes compran sus productos», comenta Lars Dall Jensen, presidente de Dairy Without Borders y jefe de desarrollo y tecnología de producción de Arla Foods.

La donación allana el camino para más educación

«Al viajar por el mundo uno se da cuenta de que es posible ayudar, incluso con medios relativamente limitados. En Dinamarca tenemos la fortuna de que la educación es un elemento prioritario para la sociedad y, gracias a eso, podemos influir mucho en regiones donde escasea hasta la educación básica. El otoño pasado estuve en Kenia para un proyecto gubernamental sobre la revisión de la legislación alimentaria del país, y elevar la calidad de los productos lácteos era una cuestión importante. Un factor básico es el análisis de peligros y puntos de control crítico en las granjas y que se les remunere la calidad de la leche a los ganaderos, y aquí nuestros miembros pueden contribuir de forma considerable compartiendo sus conocimientos», explica.

Pero no es lo único en lo que se implica Dairy Without Borders. En Mongolia, por ejemplo, la organización envió a dos muchachas a un centro de formación en lácteos, y este verano ya han completado cuatro años de enseñanza especializada. Ahora pueden ser parte activa de un proyecto local patrocinado por la asociación, entre otras cosas gracias a una donación anterior de Chr. Hansen Dinamarca y sus empleados. En la actualidad, la prueba palpable es una pequeña industria láctea en ciernes y una cooperativa recién fundada que se encargará de vender los productos elaborados con leche de yak a los turistas que visitan la zona, lo que mejorará el nivel de vida.

«Conseguir resultados así me llena de gratitud y orgullo. Gracias a la donación por CHY-MAX Supreme® de Chr. Hansen, podemos continuar e incluso aumentar nuestra labor», concluye Lars Dall Jensen.


Chr. Hansen es una empresa global y diferenciada de biociencia que desarrolla soluciones con ingredientes naturales para las industrias de alimentación y nutrición, farmacéutica y agrícola. En Chr. Hansen, nos encontramos en una posición privilegiada para impulsar el cambio positivo mediante soluciones microbianas. Desde hace más de 145 años, trabajamos para facilitar la agricultura sostenible, las etiquetas más limpias y una vida más sana para más personas de todo el mundo. Nuestras plataformas de tecnología microbiana y fermentativa, incluida nuestra amplia colección de unas 40.000 cepas microbianas, tienen potencial para marcar un antes y un después. Al satisfacer las necesidades de los clientes y las tendencias internacionales, seguimos revelando el poder de las bacterias beneficiosas para responder a dificultades globales, como el desperdicio de alimentos, la salud en el mundo y el uso excesivo de antibióticos y plaguicidas. Como empresa de biotecnología más sostenible del mundo, llegamos a más de mil millones de personas cada día. Con el respaldo de nuestro legado de innovación y curiosidad para impulsar la ciencia, nuestro propósito de cultivar un mundo mejor naturalmente, «Grow a better world. Naturally» está en la esencia de todo lo que hacemos.

Compartir