GRANA

Versatilidad de sabores y cristalización controlada

El término grana lo utilizamos como denominación genérica de una variedad de quesos exquisitos de calidad superior, entre los que el famoso queso italiano Parmigiano Reggiano es el «mejor de su clase» sin ningún género de dudas. Los quesos grana tienen la connotación de producto artesano y de comida fina, con un atractivo a nivel internacional para muchos consumidores preocupados por la calidad. Además de en las tradicionales cuñas, el queso grana se vende rallado en diferentes presentaciones como práctico producto independiente o como parte esencial de numerosos alimentos precocinados.

Los fabricantes de queso grana intentan respetar la tradición y la elaboración artesanal al mismo tiempo que garantizan la eficiencia y la homogeneidad en la producción y en la calidad del producto final. La clave del éxito de una marca de grana radica en su singularidad organoléptica, que debe mantenerse constante y claramente reconocible en cada compra sucesiva. También se puede dar prioridad a lograr la calidad organoléptica deseada en menos tiempo y sin sacrificar la calidad.

Chr. Hansen ofrece una gama de cultivos starter DVS® especiales para quesos grana que aporta una gran versatilidad en cuanto al sabor y puede utilizarse para inoculación directa en la leche así como para suplemento de los iniciadores tradicionales para suero. La mayor diferenciación de los productos, por ejemplo mediante la cristalización controlada, puede conseguirse aplicando el cultivo starter junto con cultivos de maduración seleccionados, coagulantes y otras enzimas lácteas.

Compartir