Lecheras

Antibióticos y contaminantes

Análisis para garantizar la calidad

A la llegada a la central lechera, normalmente tiene un coste prohibitivo esperar durante horas a la aprobación de la leche. Para resolverlo, hemos desarrollado una serie de análisis rápidos que pueden funcionar como prueba de cribado, ofreciendo una respuesta rápida sobre la presencia o ausencia de algunos grupos de antibióticos y permitiendo así tomar una decisión eficiente sobre si aceptar o rechazar la leche.

Con resultados que tardan entre cinco y diez minutos aproximadamente y suelen detectar entre uno y cuatro antibióticos (o grupos de antibióticos), los análisis rápidos forman el eje central de la mayor parte del esfuerzo que las centrales lecheras dedican a evitar la contaminación de la leche con restos de antibióticos.


Explore nuestras soluciones

Compartir