OLM, un faro estratégico que desarrolla los oligosacáridos de la leche materna

Grupos importantes de azúcares que solo se encuentran en la leche materna humana y que impulsan la tendencia de «premiumización» de las fórmulas infantiles

Las circunstancias en que los niños crecen en todo el mundo varían considerablemente, pero lo que todos los padres tienen en común es el deseo de dar a sus hijos lo mejor. Una microbiota (la colonización bacteriana del cuerpo) equilibrada es clave para la salud en edades posteriores y se desarrolla durante los primeros años de vida. Por lo tanto, es muy importante garantizar tanto como sea posible que los bebés alimentados con fórmulas tengan un buen comienzo de la vida con el desarrollo de un perfil bacteriano parecido al de los niños alimentados con leche materna, dominado por las bifidobacterias.

Chr. Hansen ya es un protagonista prominente en probióticos para fórmulas infantiles y entró en el prometedor mercado de los oligosacáridos de la leche materna en 2020. Los OLM son grupos importantes de azúcares que solo se encuentran en la leche materna humana y que ofrecen diferentes ventajas para la salud de los bebés al favorecer el desarrollo del cerebro y del sistema inmunitario y digestivo.

La unidad de negocio de OLM (la antigua Jennewein Biotechnologie Gmbh), dentro de Salud y nutrición, es un faro adicional en nuestra Estrategia 2025. Este estimulante faro presenta grandes posibilidades para aprovechar nuestra experiencia industrial en fermentación y penetrar en el mercado de las fórmulas infantiles con ingredientes superiores que podrían tener un papel importante en la salud de los bebés. También encaja perfectamente con nuestro propósito de «Grow a better world. Naturally» (cultivar un mundo mejor naturalmente), ya que son ingredientes naturales que crean una fórmula más cercana a la leche materna para recién nacidos y niños de corta edad.

 

Más información sobre los OLM


Oportunidades de mercado para los OLM

Los oligosacáridos de la leche materna son prebióticos, un tipo de fibra alimenticia que el cuerpo humano no puede digerir. Actúan en sinergia con las cepas de probióticos al servirles de alimento. En conjunto, pueden favorecer una microbiota equilibrada y, por tanto, el desarrollo de una función inmunitaria normal. Los OLM están autorizados como ingredientes de las fórmulas infantiles en Norteamérica, Europa, partes de Hispanoamérica y Asia, y pendientes de autorización en mercados clave como China, India, Brasil y Argentina.

Los ingredientes funcionales, en particular los OLM y los probióticos, están impulsando la tendencia de «premiumización» de las fórmulas infantiles, por lo que existe un importante potencial para aumentar la penetración de estos dos ingredientes y para crear mezclas sinérgicas en el futuro. Según indican estudios recientes, los OLM son beneficiosos también en los adultos por su efecto prebiótico,1 lo que implica una amplia gama de posibles aplicaciones.

Estimamos que la oportunidad a largo plazo para este mercado es de más de mil millones de euros, con un mercado direccionable de más de 400 millones en 2025. Con varios OLM comercializados, una sólida línea de desarrollo, clientes en todo el mundo, una fuerte cartera de propiedad intelectual con más de 200 patentes concedidas en mercados clave y una fábrica de OLM de primer nivel y gran tamaño que estará en construcción durante varios años en Kalundborg (Dinamarca), Chr. Hansen tiene todas las condiciones para convertirse en un proveedor líder.

 

 

Referencias

1 Craft, Kelly et.al: The Human Milk Glycome as a Defense Against Infectious Diseases: Rationale, Challenges and Opportunities, in: ACS Infect Dis. 2018 February 09; 4(2):p.77-83.

Elison, Emma, et al: Oral supplementation of healthy adults with 2’-fucosyllactose and lacto-N-neotetraose is well tolerated and shifts the intestinal microbiota, In: British Journal of Nutrition (2016), 116, p. 1356-1368.

Compartir