Según un nuevo estudio, los probióticos pueden favorecer el equilibrio inmunitario al mismo tiempo que mejoran el sueño y la ansiedad en quienes trabajan en turnos rotativos

Según un nuevo estudio, los probióticos pueden favorecer el equilibrio inmunitario al mismo tiempo que mejoran el sueño y la ansiedad en quienes trabajan en turnos rotativos
El consumo de cepas probióticas específicas sugiere un efecto favorable sobre la ansiedad anticipatoria y la calidad del sueño de los trabajadores con turnos rotativos.
Nota de prensa | Apr 22. 2021 07:06 GMT

Los hábitos de sueño irregular se asocian con diversos problemas para la salud y trastornos inmunitarios en los trabajadores que rotan turnos. Al favorecer la microbiota intestinal, los suplementos probióticos pueden reducir el impacto negativo de la interrupción del sueño sobre el sistema inmunitario, según indica un nuevo estudio.

Chr. Hansen, en colaboración con la Universidad Griffith, ha completado recientemente un estudio* sobre el efecto del estrés, el sueño y la respuesta inmunitaria. El objetivo de este estudio era investigar los beneficios de dos cepas probióticas distintas, Lactobacillus acidophilus, DDS-1® y Bifidobacterium, UABla-12™, sobre el sistema inmunitario de personas que trabajan en turnos rotativos.

Para que el funcionamiento de la sociedad no se detenga, muchas personas, como vigilantes de seguridad, transportistas y profesionales sanitarios, entre otros, deben trabajar en turnos rotativos. Solo en Estados Unidos, más de 22 millones de personas trabajan en turnos de noche, rotativos o de guardia. Aunque en los últimos años ha aumentado la concienciación de lo que cuesta trabajar en turnos rotativos, apenas se analizan muchos de los aspectos que implica. Entre estos destaca el «estrés del turno de noche»: el malestar mentalmente agotador que se produce por la anticipación o a consecuencia del trabajo en el turno de noche, unido a la dificultad para dormir. De media, los trabajadores nocturnos duermen entre dos y cuatro horas menos de lo normal cada noche.

Las conclusiones del nuevo estudio suponen un respaldo inicial a que el uso de estas cepas probióticas influye en los efectos del estrés asociado con trabajar rotando turnos.

Campo de investigación incipiente y único: el eje intestino-cerebro-sistema inmunitario
«Con este estudio avanzamos en la exploración de la fascinante interacción entre el eje intestino-cerebro y el sistema inmunitario, que es un campo de investigación incipiente y único», afirma Gregory Leyer, director sénior de Asuntos Científicos, Salud Humana, Chr. Hansen.

«El intestino y el cerebro están conectados físicamente por millones de nervios, que es lo que denominamos eje intestino-cerebro, y también por el sistema inmunitario. El intestino y los microbios intestinales desempeñan un papel importante en nuestro sistema inmunitario al controlar lo que pasa al cuerpo y lo que se excreta. Avances recientes en la investigación han descrito la importancia que tiene la microbiota intestinal en esas interacciones», explica Leyer.

«En el estudio, nos fijamos en varios marcadores del estrés en el cuerpo, como la concentración de cortisol (u hormona del estrés), además de algunos otros marcadores biológicos identificables en los análisis de sangre. También pedimos a los participantes que evaluaran la calidad de su sueño según el índice de calidad del sueño de Pittsburgh (Pittsburgh Sleep Quality Index), un cuestionario de autoinforme que se usa para investigación. Lo que vimos fue que consumir esas cepas probióticas específicas indica un efecto favorable sobre la ansiedad anticipatoria y la calidad del sueño. Los participantes que recibieron Bifidobacterium, UABla-12™ informaron de una mejora del 22 % en la calidad del sueño», continúa Leyer.

El investigador principal, Dr. Nic West del Menzies Health Institute Queensland de la Universidad de Griffith, señala que «los suplementos probióticos llevan tiempo usándose en salud respiratoria y gastrointestinal y este estudio, uno de los primeros en examinar el uso de probióticos para el sueño y para el eje intestino-cerebro, proporciona una base inicial para la toma de suplementos con cepas probióticas específicas para la ansiedad anticipatoria».

Podría aplicarse a un grupo amplio de población
Si bien el estudio indica el potencial de los probióticos para influir en la variación de distintos marcadores del estrés y el sistema inmunitario en trabajadores de turnos rotativos, las conclusiones podrían ser aplicables a una población grande, por lo demás sana, que se enfrenta a sueño irregular, ya sean padres recientes, estudiantes en época de exámenes, personas en situaciones estresantes, etc.

«El sueño y la inmunidad van de la mano. Se trata de conseguir un equilibrio en el cuerpo, y los probióticos pueden ayudar a favorecer una función inmunitaria equilibrada», concluye Leyer, recalcando que Chr. Hansen seguirá invirtiendo en la documentación científica de los beneficios inmunitarios que pueden obtenerse de los probióticos.




* «Probiotics, Anticipation Stress, and the Acute Immune Response to Night Shift»

Nicholas P. West1*, Lily Hughes1, Rebecca Ramsey1, Ping Zhang2, Christopher J. Martoni3, Gregory J. Leyer3, Allan W. Cripps4 y Amanda J. Cox1.

1 School of Medical Science and Menzies Health Institute QLD, Universidad Griffith, Gold Coast, QLD, Australia.

2 Menzies Health Institute QLD, Universidad Griffith, Gold Coast, QLD, Australia.

3 United Agricultural Services (UAS) Laboratories, Windsor, WI, Estados Unidos.

4 School of Medicine and Menzies Health Institute QLD, Universidad Griffith, Gold Coast, QLD, Australia.

Publicado el 28 de enero de 2021.

DDS-1® y UABla-12™ son marcas registradas de Chr. Hansen A/S.


Chr. Hansen es una empresa global y diferenciada de biociencia que desarrolla soluciones con ingredientes naturales para las industrias de alimentación y nutrición, farmacéutica y agrícola. En Chr. Hansen, nos encontramos en una posición privilegiada para impulsar el cambio positivo mediante soluciones microbianas. Desde hace más de 145 años, trabajamos para facilitar la agricultura sostenible, las etiquetas más limpias y una vida más sana para más personas de todo el mundo. Nuestras plataformas de tecnología microbiana y fermentativa, incluida nuestra amplia colección de unas 40.000 cepas microbianas, tienen potencial para marcar un antes y un después. Al satisfacer las necesidades de los clientes y las tendencias internacionales, seguimos revelando el poder de las bacterias beneficiosas para responder a dificultades globales, como el desperdicio de alimentos, la salud en el mundo y el uso excesivo de antibióticos y plaguicidas. Como empresa de biotecnología más sostenible del mundo, llegamos a más de mil millones de personas cada día. Con el respaldo de nuestro legado de innovación y curiosidad para impulsar la ciencia, nuestro propósito de cultivar un mundo mejor naturalmente, «Grow a better world. Naturally» está en la esencia de todo lo que hacemos.

Compartir