Yogur líquido

Sabor delicioso, textura suave y producto perfecto para una vida en movimiento gracias a su práctico formato bebible.

El yogur líquido aprovecha tres tendencias muy importantes entre los consumidores: salud, comodidad y capricho. La mayoría de las bebidas a base de yogur se venden en presentaciones fáciles de transportar, por lo que son fáciles de consumir en cualquier sitio, ya sea como tentempié saludable o dentro de una comida. El yogur líquido se divide en dos subcategorías, y de ellas depende el cultivo escogido:

  • Yogur líquido
  • Bebidas con yogur diluido

En el caso del yogur líquido, las principales exigencias de los consumidores son el espesor en boca, la sinéresis y la resistencia al bombeo y el cizallamiento, junto con su sabor, la acidez y la acidificación tardía.

Tratándose de bebidas con yogur diluido, lo principal que se exige al cultivo es la velocidad de fermentación, la acidez y el sabor a yogur. Normalmente, estas bebidas se han homogeneizado y se les ha añadido estabilizadores. De esta forma se descompone la mayor parte de la textura del yogur y se minimizan las diferencias de espesor en boca y viscosidad entre un cultivo y otro. Si las bebidas reciben tratamiento térmico, no hay necesidad de una baja acidificación tardía.

Si desea ver una descripción general de los cultivos YOFLEX® recomendados, póngase en contacto con nuestros representantes de marketing.

Compartir