Yogur batido

Textura única, sabor superior y perfil saludable: cómo conseguirlo con nuestros cultivos

Algunos de los cultivos de la gama YOFLEX® se recomiendan especialmente para las aplicaciones de yogur batido. La elaboración del yogur batido se lleva a cabo durante la fermentación a granel, no en recipientes individuales. Cuando la fermentación llega al nivel deseado, se detiene bombeando el yogur a través de un enfriador. Solo entonces se añade fruta o se remueven los aromas.

El cultivo que se escoja dependerá de la textura y características organolépticas buscadas para el yogur y de las necesidades del proceso, la velocidad de fermentación y la acidificación tardía deseadas.
Póngase en contacto con nuestro representante local de marketing y ventas para obtener más información sobre los cultivos recomendados para el yogur batido.

Compartir