Capricho

Debería aprovecharse el punto óptimo de capricho saludable que tiene el yogur

Una alternativa deliciosa, pero sana

La categoría del yogur como capricho tiene un atractivo especial para los consumidores interesados por los productos que saben bien y además son buenos. En esta categoría importan la salud digestiva, el calcio y las proteínas. Así, el yogur ofrece una combinación sólida de salubridad y capricho que debería promoverse en la máxima medida posible.

Principales factores para consumir yogur como producto placentero:

Textura consistente, sabor suave y calidad uniforme. Nuestros cultivos están entre los que mejor consiguen eso.

Si bien los atributos relacionados con la salud son aspectos clave para la mayoría de los consumidores al tratarse de yogur, el sabor y el gusto también son importantes. Por lo tanto, en los últimos años han aumentado continuamente las actividades de lanzamiento de los productos que pueden considerarse caprichos suculentos, en muchos casos partiendo de la inspiración de los postres o de las golosinas. PODEMOS AYUDAR A CREAR UN BUENA BASE SUAVE PARA DICHOS SABORES.

Las texturas espesas en particular parecen ser prometedoras para posicionar los productos como caprichos, ya que en su gran mayoría los consumidores europeos asocian una textura espesa con un yogur más placentero. AQUÍ ES DONDE PODEMOS INTERVENIR.

Capricho para todos

Además, la categoría de capricho brinda la posibilidad de ampliar las oportunidades de consumo del yogur. ¿Por qué no tomar yogur como postre o tentempié delicioso y nutritivo?

Eche un vistazo a estos datos de interés:

  • El 74% de los consumidores dicen que el yogur es un sustituto gratificante de los postres hipercalóricos o ricos en grasas.
  • El 47% de los consumidores dicen que el yogur y el yogur líquido satisfacen el deseo de darse un capricho o tomar algo entre horas.
  • El 33% de los consumidores toman yogur para darse un capricho.
  • El 87% de los consumidores consideran el yogur como un postre saludable alternativo.

Compartir