Empoderamiento de los agricultores de todo el mundo

Todos los días, nuestros compañeros de Salud de las plantas posibilitan que los agricultores tengan cultivos fuertes y resistentes capaces de soportar condiciones agrícolas duras, todo ello al tiempo que favorecen unas prácticas más sostenibles mediante biosoluciones de vanguardia. Conozca a dos de nuestros compañeros y sepa cómo trabajan para mejorar la agricultura a escala mundial usando soluciones naturales y sostenibles. 

Tiago Oliveira
Tiago Oliveira, director regional de ventas en Ventas y marketing, Brasil
John Bailey
John Bailey, director de desarrollo técnico de Salud de las plantas, América del Norte

Aunando ciencia y agricultura sostenible

Las cepas bacterianas son una de nuestras piedras angulares y la base de muchos de los pioneros productos y soluciones sostenibles de Chr. Hansen. «Usamos nuestras magníficas cepas bacterianas, a las que también llamamos bacterias beneficiosas, para combatir los nematodos, aumentar el rendimiento de las plantas y mejorar la calidad de la tierra. En general, trabajamos para proporcionar cada vez más información técnica sobre la actividad de las bacterias y su interacción con las plantas y los productos», explica Tiago.

John añade: «Nos esforzamos por ofrecer la mejor plataforma de exploración e I+D para nuestras avanzadas técnicas de selección microbiana. La cepa importa y, si queremos ofrecer soluciones sostenibles a los agricultores, debemos escoger la adecuada para resolver sus problemas. Es un factor que tiene una repercusión inmensa en una granja, ya que mejorar la tierra y la salud de las plantas se traduce en una mayor rentabilidad. Se puede argumentar, sin duda, que las explotaciones mejor preparadas para afrontar los desafíos de la producción con innovaciones demostradas están en mejores condiciones de que una generación más joven tome el relevo. Para mí, esa es la esencia de la sostenibilidad». 

 

Suministro de los productos idóneos a los agricultores

Cada vez más, los agricultores de todo el mundo sufren condiciones meteorológicas extremas, lo que aumenta la importancia de investigar la salud de las plantas, pues el buen estado de los cultivos es crucial para las personas y los animales. Mediante una colaboración estrecha con otras divisiones de la empresa y con proveedores y agricultores, John, Tiago y sus compañeros de Salud de las plantas trabajan para crear las mejores y más sostenibles soluciones para los agricultores. John lo explica así:

«Mi trabajo no se limita a vender bacterias a los agricultores, sino que consiste en examinar a fondo sus necesidades con el fin de proporcionarles las soluciones sostenibles idóneas. Aquí en Estados Unidos, las necesidades varían de un estado a otro, según las diferentes condiciones meteorológicas extremas a las que se enfrentan. Me motiva mucho ayudarles en cualquier forma posible, y el catálogo de productos de Chr. Hansen ciertamente ofrece grandes oportunidades a ese respecto».

Tiago continúa: «No somos los únicos que trabajamos con bacterias en Chr. Hansen; sin embargo, como buscamos la mejor solución y consideramos las necesidades de los clientes de la forma más holística y pormenorizada posible, eso nos hace destacar y nos pone a la vanguardia en el uso de la tecnología más avanzada. Trabajamos con un catálogo amplio y atractivo, que abarca la soja, el café y el azúcar, por lo que servimos a clientes con necesidades distintas».

 

Los productos biológicos, a la cabeza de la lucha contra los nematodos


Pasión por causar impacto

La trayectoria larga y el alcance global de Chr. Hansen motivan a John y le inspiran en su trabajo: «Nuestro fundador influyó de forma considerable en el suministro de alimentos para muchísimas personas. Nosotros continuamos su labor hoy día, y yo agradezco que se siga invirtiendo en el desarrollo de la tecnología, avanzando siempre en pos de solucionar problemas que afronta la humanidad y sin dejar de causar impacto. Mi pequeño papel en esta búsqueda es muy gratificante, y tengo la inspiración de los compañeros de toda la empresa que continuamente se implican en acercar nuestra historia y nuestra tecnología a quienes pueden beneficiarse de ellas. Me siento honrado de formar parte de este equipo».

Para Tiago, la motivación y la implicación de que su trabajo transcienda se hallan en la inspiración que puede transmitir a los clientes a fin de mejorar sus prácticas agrícolas: «Trabajar con soluciones naturales que repercuten en los clientes y en las personas en general deja claro que mi labor tiene mucha proyección. Me resulta muy satisfactorio poder alentar a los clientes hacia nuevas soluciones tecnológicas sostenibles que mejoran no solo su control de los cultivos, sino también el medio ambiente. Nuestros productos son estupendos, y resulta muy gratificante saber que marcarán la diferencia».

 

Liderazgo profesional e implicación

Los empleados de Salud de las plantas trabajan desde diferentes países, junto con jefes que consiguen aglutinar la unidad de negocio y generar grandes resultados. Para John, parte de ese éxito se debe a un alto grado de confianza y colaboración: «Me siento afortunado de trabajar bajo la guía de personas tan visionarias como hay en Chr. Hansen. Son líderes auténticos porque no solo dirigen desde las alturas, sino que de hecho están en las ‘trincheras’ abriendo paso, y confían en mí para hacer el trabajo. Me gusta la analogía de la construcción de una casa en cuanto que siempre están ahí, ayudando a garantizar que los planos sean correctos y que tengan sentido para el fin en cuestión. También se aseguran de que tengamos las mejores herramientas posibles para construir la casa. Y no temen involucrarse y adoptar un papel activo. Los respeto mucho por todo lo que hacen».

«También recibo mucho confianza de mis superiores. En general, invierten en nosotros y se aseguran de que obtengamos la formación que necesitemos y nos animan a que nos desarrollemos en nuestros puestos. Como tratamos con soluciones muy técnicas, necesitamos formación continua y mucha información técnica para transmitirla a los clientes. También fomentan que seamos creativos para hacer las cosas de otra forma, dándonos la capacidad de mejorar nuestros procesos y colaboraciones a lo largo de nuestra trayectoria en Salud de las plantas», concluye Tiago. 


Compartir