Utilizamos «cookies» para optimizar el sitio web. Si continúa navegando por el sitio o cierra esta ventana, se entenderá que acepta nuestra política de «cookies».

Imprimir Compartir

Nuestra lucha contra el desperdicio de alimentos

Pero existe una forma natural de remediar la situación. ¡Eche un vistazo!

El consumo de productos lácteos en los mercados desarrollados se caracteriza por su gran volumen de ventas, las cadenas de suministro frágil y la vida útil relativamente breve y contribuye de manera importante a los desperdicios y mermas de alimentos.  Por ejemplo, en la Unión Europea cada año se desperdicia hasta un 17% del yogur, lo que equivale a un total de 1,5 millones de toneladas de yogur.

La bioprotección, que consiste en un conservante natural hecho a base de bacterias beneficiosas, puede disminuir el desperdicio de yogur en la UE hasta 360.000 toneladas, es decir, un ahorro neto de 180 millones de euros para la economía europea y una reducción de emisiones de unas 430.000 toneladas de CO2. Y, según un estudio de impacto llevado a cabo por QBIS y consultores externos y revisado por importantes expertos, existen incentivos económicos para todas las partes de la cadena de valor, fabricantes de lácteos, comerciantes y consumidores.

Chr. Hansen tiene el compromiso de reducir un 2% el desperdicio mundial anual de yogur en 2020. Esta decisión forma parte de nuestra estrategia de sostenibilidad y está en consonancia con el objetivo de desarrollo sostenible número 12 de la ONU.  

Bioprotección

  • 1/3


    1/3 de todos los alimentos producidos se desperdicia.

  • 17%


    El 17% del yogur desperdiciado en Europa se tira (1,5 millones de toneladas).

  • 80%


    El 80% del yogur que se desperdicia lo es por la fecha de caducidad.

  • 30%


    El desperdicio de yogur en Europa podría disminuirse un 30% si la vida útil se alargase siete días aprovechando la bioprotección, como FRESHQ®.

  • 180 M.


    Si se redujese el desperdicio de yogur, podrían ahorrarse 180 millones de euros cada año.

  • 430.000


    Si disminuyese el desperdicio de yogur un 30%, podría evitarse la emisión de 430.000 toneladas de CO2 .

Más información sobre cómo disminuir el desperdicio de alimentos con la bioprotección

¿Qué busca?

Compartir esta página

Por favor, seleccione su idioma preferido