La estabilidad es clave

La estabilidad es una dificultad a la que se enfrenta el sector con respecto a los probióticos. Nuestros expertos en estabilidad siguen explorando nuevas formas de aumentar la estabilidad y proporcionar soluciones probióticas incluso más adecuadas.

Cuando se trata de probióticos, la estabilidad es crucial. La razón es que, por definición, las bacterias probióticas deben estar vivas cuando se consumen. Esto significa que es necesario mantener estables los probióticos en todo momento para que el consumidor pueda tener la certeza de que el producto probiótico cumpla lo prometido... hasta el final de su vida útil. 

«Enemigos» de la estabilidad 

La actividad de agua, la temperatura y el oxígeno son los tres factores que influyen en la estabilidad de un producto probiótico y por lo tanto, en su vida útil. La estabilidad disminuye, es decir, las bacterias empiezan a morir, cuanto más se exponen los probióticos a una humedad elevada, a una temperatura elevada o al aire. Por lo tanto, es necesario poder controlar todos los pasos del proceso de producción y garantizar las condiciones idóneas para la estabilidad.

Probióticos que duran

Nuestras soluciones probióticas están hechas para durar. Toda nuestra producción está diseñada para ofrecer probióticos estables:

  • Cribar y seleccionar probióticos de las cepas adecuadas y saber cómo cuidar de ellos de la mejor manera.
  • Producir los probióticos de la forma más delicada posible sin forzarlos.
  • Sugerir y seleccionar la dosis, presentación y envasado que pueden mantener vivos los probióticos en el producto de consumo. 
  • Recomendar y mantener condiciones ideales de conservación. 

Estabilidad superior

Trabajamos continuamente para maximizar la vida útil de nuestras soluciones probióticas para que puedan tolerar condiciones más difíciles, como una temperatura elevada durante más tiempo, lo que ofrece más oportunidades de comercialización. Como muestra de nuestros esfuerzos, está nuestro logro en el sector de ofrecer 3 años de periodo de validez a 30 °C (86 °F) para algunos de nuestros productos.

¿Desea saber más?

Si desea más información sobre la estabilidad de nuestros productos, consúltenos.

Compartir