Salud bucal

Chr. Hansen ofrece unas cómodas grageas con probióticos que están científicamente documentados y pueden favorecer la salud bucal. Estas grageas incluyen dos cepas probióticas bien documentadas, LGG® y L. CASEI 431®, además de arginina.

Desafío del mercado

Los problemas de salud bucal y la caries afectan a un gran número de personas en todo el mundo y esencialmente tienen su causa en una higiene bucal insuficiente combinada con ciertas elecciones de alimentación y estilo de vida. En especial, tienen una gran prevalencia en los países desarrollados, como Estados Unidos y Europa, con frecuencia en relación con el consumo elevado de azúcar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la caries ha aumentado hasta convertirse en la enfermedad no trasmisible número 1 en el mundo.1

La caries es resultado de la placa que se forma sobre la superficie de los dientes. A la placa pueden adherirse bacterias productoras de ácidos, que convierten algunos de los azúcares presentes en los alimentos y las bebidas en ácidos que deshacen los dientes con el tiempo. El mercado del cuidado de la salud de la boca crece en todo el mundo y se espera que siga haciéndolo.

 

 

Los niños, los adolescentes con correctores dentales y las personas de edad tienen un riesgo mayor de sufrir trastornos de la salud bucal 

La caries puede afectar a personas de todas las edades, pero algunos grupos tienen más riesgo de sufrirla que otros.1

  • Más del 60 % de los escolares de todo el mundo padecen caries en algún momento.4
  • Un esmalte más fino y una mineralización más débil de los dientes de leche aumentan el riesgo de caries en los niños.5,6
  • Los correctores dentales aumentan la acumulación de placa hasta el triple en comparación con quienes no los llevan, lo que implica un riesgo mayor de caries.7
  • Un 27 % de los adultos estadounidenses tienen alguna afección dental sin tratar.8 
  • La exposición de las raíces dentales y una menor producción de saliva promueven la aparición de caries. Como ambas son habituales en la población de edad avanzada, aumenta su riesgo de desarrollar caries.9,10


La solución de Chr. Hansen

Chr. Hansen presenta ahora unas grageas con probióticos que se disuelven en la boca. Se trata de una cómoda solución a base de ingredientes documentados científicamente para el mantenimiento de la salud dental. Se ha demostrado que la exclusiva combinación de la LGG®, que es la cepa probiótica más documentada del mundo, y la L. CASEI 431®, otra cepa probiótica, reduce la cantidad de bacterias productoras de ácidos que viven en la boca. Es un hecho conocido que esas bacterias son un factor de riesgo para la caries.

Chr. Hansen presenta estas grageas con probióticos que pueden usar los niños de más de tres años y los adultos como complemento a sus prácticas habituales de higiene bucal. Las grageas tienen un tiempo prolongado de liberación en la boca. Al disolverse, producen un agradable sabor a fresa y vainilla. Las grageas con probióticos de Chr. Hansen incluyen colorantes de origen natural y carecen de conservantes artificiales.

 

 

Referencias

1 Lancet. 2017;390(10100):1211-1259. m
2 International Dental Journal (2004) 54, 329–343 
3 WHO, Fact Sheets – Oral Health 2020
4 World Dental Federation, FDI.com
5 Lippert et al. Eur J Oral Sci,2004;112(1):61-66. 
6 Ellis et al. 1984 Archives of Oral Biology:29;12:975-81. 
7 Klukowska et al. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2011;139:e463-e470
8 Dye BA, Thornton-Evans G, Xianfen L, Iafolla TJ. NCHS Data Brief, no 197. Hyattsville, MD: National Center for Health Statistics; 2015. 
9 Lopez et al. J Clin Periodontol 2017;44(Suppl. 18):145–152.
10 Bratthall et al Community Dent Oral Epidemiol. 2005 Aug;33(4):256-64 

 

 

 LGG® y L. CASEI 431® son marcas registradas de Chr. Hansen A/S.

Esta comunicación está destinada únicamente a empresas y a profesionales de la salud, no a consumidores finales de bienes de consumo. Ninguna parte de esta página debe entenderse como una atribución expresa de propiedades o indicaciones.

 

Compartir