¿Cepas o especies?

Guía rápida sobre lo que hay que buscar en los probióticos

Cepa mejor que especie

Los probióticos se identifican en tres niveles: género, especie y cepa. Según demuestran los estudios, los beneficios fisiológicos son específicos de la cepa y solo en algún que otro caso se pueden atribuir a la especie. Por lo tanto, en lo que debe fijarse es en los nombres de las cepas. Un ejemplo de una cepa probiótica es: Lactobacillus acidophilus (LA-5®). Si analizamos el detalle, podemos apreciar los tres niveles:

  • Lactobacillus = género
  • acidophilus = especie
  • (LA-5®) = cepa

Probióticos documentados

A continuación, debe asegurarse de que la cepa probiótica esté respaldada por documentación clínica. De esa forma podrá averiguar los efectos positivos que puede tener y decidir si ese área probiótica en particular le resulta de interés. 

Como fabricante de probióticos con implantación global, seguimos siendo líderes del sector promoviendo los probióticos respaldados por la ciencia. Trabajamos constantemente para proporcionar un conocimiento más profundo y un mayor respaldo clínico para las cepas probióticas que ofrecemos. También agradecemos las iniciativas que toman los organismos reguladores y las asociaciones sectoriales con el fin de implantar unos requisitos de calidad más estrictos. 

¿Desea saber más?

Si desea más información, póngase en contacto con nosotros. Podemos facilitarle una orientación acerca de la cepa probiótica adecuada para su producto.

¿Qué elegir: cepas o especies? Elegir un probiótico puede resultarle difícil si no sabe lo que buscar; por eso, esta es una breve guía. 

 

1 LA-5® es una marca registrada de Chr. Hansen A/S.

Compartir