Integridad

Los sólidos datos clínicos y los completos programas de control de calidad forman parte de nuestras raíces y se combinan con una necesidad innata de cuidar nuestros probióticos.

La integridad caracteriza nuestra forma de trabajar. Nuestro fructífero negocio de probióticos se fundamenta en principios sólidos, con respeto a normas, reglamentaciones, etc. Pero va más allá, sentimos verdadera pasión por los probióticos. Consideramos que ambos aspectos constituyen requisitos previos para generar confianza entre el público.

Para nosotros «integridad» significa:

  • Basar nuestro negocio en datos clínicos. El efecto de nuestras cepas probióticas está respaldado por datos clínicos y seguimos invirtiendo en aumentar los fundamentos científicos.
  • Cumplir las normas alimentarias y farmacéuticas. Contamos con instalaciones de producción de calidad farmacéutica y aplicamos un programa de control de calidad líder en el sector.
  • Llevar en el negocio desde 1874 y, por lo tanto, acumular una larga historia de éxito empresarial. En la actualidad disponemos de la mayor planta del mundo dedicada a la producción de bacterias ácido lácticas, donde cuidamos nuestros probióticos y los tratamos según cada necesidad.

¿Desea saber más? 

Si desea más información sobre cómo trabajamos, póngase en contacto con nosotros.

Compartir