Chr. Hansen y Ecoflora firman una colaboración en exclusivo

La colaboración con la empresa colombiana Ecoflora añadirá un flamante tono azul a nuestro catálogo de colorantes naturales, lo que aportará oportunidades para nuevos colores y aplicaciones.

El azul es un color que es cada vez más buscado en alimentos y bebidas como forma de diferenciar marcas o para crear variantes estacionales o temáticas; también constituye la base para crear tonos morados o verdes. Sin embargo, casi todo el azul existente en el mercado viene de una sola fuente: la espirulina. Esta situación puede resultar problemática en cuanto al abastecimiento y a los precios, además de que se sabe que la espirulina puede ser inestable.

Un tono exclusivo del huito 

Ecoflora ha desarrollado un color azul único a partir del fruto del huito o jagua (Genipa americana), árbol originario de Colombia que crece en el Amazonas. El pigmento del huito es algo más oscuro que la espirulina y representa una alternativa económica y estable ya que ofrece la posibilidad de mezclas únicas y nuevas aplicaciones. 

«Siempre buscamos oportunidades de ayudar a nuestros clientes con nuevos pigmentos y materias primas diferenciadas. Este acuerdo nos da acceso exclusivo al azul de jagua o huito de Ecoflora, que tenemos el placer de poder proporcionar a nuestros clientes.  Nuestros equipos de I+D y de Aplicaciones seguirán trabajando en los elementos clave para desarrollar aún más tonos y productos específicos para múltiples aplicaciones», explica Niels Fischer, director de estrategia y desarrollo comercial de Chr. Hansen Natural Colors. Los productos se venderán como ColorFruit basado en huito.

Chr. Hansen ha asumido las ventas y la distribución de Ecoflora en mercados locales de México y Colombia, además de Rusia. La colaboración incluye derechos exclusivos de distribución en Sudamérica y Norteamérica (aprobación de la FDA en trámite).

Socio sostenible

Desde 2008 Ecoflora ha desarrollado tecnologías de colorantes naturales para las industrias alimentaria y del cuidado personal, con especial énfasis en prácticas ambientales sostenibles y socialmente responsables.

«Ecoflora comparte nuestra preocupación por la sostenibilidad. En la recolección de las materias primas trabajan comunidades rurales y minorías étnicas dentro de programas responsables y sostenibles. Esta empresa tiene el compromiso del uso sostenible de la biodiversidad colombiana y de beneficiarse de su abundancia sin perjudicar ni poner en riesgo la naturaleza. Esto está en consonancia con nuestro propio objetivo de sostenibilidad y la convierte en socio ideal para sacar al mercado colorantes naturales», añade Fischer.

Compartir