Betacaroteno

El betacaroteno es el pigmento más habitual de la familia de los carotenoides y se utiliza ampliamente en golosinas, helados, lácteos, alimentos preparados y bebidas. Se trata de un pigmento liposoluble amarillo-naranja-rojo que se encuentra en muchos cereales, hortalizas, frutas y otras plantas. Tiene asignado el número E160a (en Europa).

Betacaroteno para todas las necesidades de la industria

Chr. Hansen suministra betacaroteno tanto en líquido como en polvo, el cual es apto sea cual sea el pH. También tiene buena estabilidad al calor y la luz. Chr. Hansen ofrece diversas soluciones con una baja concentración de betacaroteno, entre las que se incluyen formulaciones hidrosolubles y oleosolubles. Resultan especialmente adecuadas para procesos en los que el uso de polvos o productos muy densos pueda causar problemas de fabricación. Recientemente, Chr. Hansen ha lanzado numerosas soluciones en polvo muy concentrado con algunos tonos exclusivos, por ejemplo para bebidas. Aquí puede leer más información acerca de las bebidas.

Chr. Hansen suministra carotenoides en formas oleosolubles aptas para productos amarillos de bollería y de manteca. También contamos con macroemulsiones hidrosolubles apropiadas para golosinas, helados, lácteos y bebidas a base de zumo. Nuestras microemulsiones hidrosolubles resultan adecuadas para golosinas y bebidas transparentes.

Carotenos naturales alternativos

El betacaroteno comercialmente disponible pueden tener origen natural o idéntico a natural. Si bien la mayor parte del betacaroteno utilizado en los sectores de la alimentación y las bebidas se produce mediante síntesis (idéntico a natural), son varios los orígenes naturales de los que se puede obtener y que cada vez se utilizan más para sustituir el betacaroteno idéntico a natural. Entre ellos están las algas, los hongos o el aceite de palma.