Caramelo

El caramelo se hace mediante el calentamiento controlado de hidratos de carbono de calidad alimentaria y es uno de los colorantes naturales más habituales. Existen cuatro tipos distintos de caramelo, que se diferencian por la forma en que se fabrica y se usa.

El tono marrón cálido del caramelo se presta a multitud de aplicaciones y se utiliza con frecuencia en bebidas, helados, bollería y salsas. El caramelo proporciona una excelente estabilidad a la luz, el calor y el pH.

Chr. Hansen ofrece los cuatro tipos de caramelo, la mayoría en líquido y en polvo.

Compartir