Chr. Hansen logra un gran descubrimiento científico en bioprotección de lácteos

 Chr. Hansen logra un gran descubrimiento científico en bioprotección de lácteos
Un nuevo descubrimiento abre un importante y revolucionario capítulo en el historial de bioprotección de Chr. Hansen.
Nota de prensa | Apr 16. 2020 06:34 GMT

Por primera vez, se ha descubierto el mecanismo principal de las bacterias acidolácticas con efecto de bioprotección frente a levaduras y mohos en los productos lácteos: es la competencia por un nutriente en concreto (el manganeso).

Si bien la popularidad de los cultivos alimentarios que pueden ayudar a mejorar la calidad y la duración del producto no ha dejado de aumentar durante los últimos años, los científicos de Chr. Hansen son los primeros en poner de manifiesto el mecanismo que puede explicar la mayor parte del efecto inhibidor frente a organismos perjudiciales (levaduras y mohos). Han documentado los hallazgos sobre el modo de acción en un nuevo artículo científico publicado en el prestigioso Applied and Environmental Microbiology Journal.

Con el uso creciente de bacterias acidolácticas naturales, que son beneficiosas, como los cultivos FreshQ® de Chr. Hansen, ha aumentado el interés por comprender los mecanismos subyacentes de los que se sirven ciertas bacterias acidolácticas para retrasar la proliferación de los organismos perjudiciales. Hasta ahora, la mayor parte de la actividad científica se había centrado en intentar identificar los compuestos antimicrobianos producidos por los cultivos alimentarios, pero no los compuestos que pudieran explicar una parte considerable del efecto. Por lo tanto, resultaba evidente que otros mecanismos tenían un papel importante, aunque no se hubiera demostrado el mecanismo específico. Hasta ahora.

Competencia por un nutriente determinado
«Lo que hemos descubierto y demostrado es la capacidad de las bacterias beneficiosas presentes en nuestros cultivos FreshQ® para absorber un nutriente de la leche fermentada que las levaduras y mohos necesitan para crecer. Ese nutriente es el manganeso. A través de un ‘transportador’ de las cepas bacterianas, se extrae el nutriente del complejo alimenticio, impidiendo que los contaminantes indeseados se nutran de él», afirma Rute Neves, directora de I+D en Fisiología bacteriana de Chr. Hansen y profesora asociada en Bioingeniería en la DTU (Universidad Técnica de Dinamarca).

A partir de estudios realizados en la empresa, los científicos de Chr. Hansen identificaron en las cepas el transportador que absorbe el manganeso en cierto complejo alimenticio lácteo. En colaboración con la universidad estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos), se demostró el mecanismo a nivel genético.

Liderazgo en la bioprotección
Según Peter Thoeysen, director de Bioprotección de lácteos de Chr. Hansen, este descubrimiento abre un importante y revolucionario capítulo en el historial de bioprotección de Chr. Hansen. El estudio también confirma que los cultivos para alimentación FreshQ® ayudan a proteger de forma natural los productos lácteos del deterioro causado por las levaduras y mohos.

«Verdaderamente estamos usando los recursos de la propia naturaleza para que nuestros clientes construyan sus marcas, mejoren la calidad y disminuyan el desperdicio de alimentos, sin perder comba con las tendencias del mercado de comida real con menos ingredientes artificiales. Poder describir exactamente cómo lo hacen a nivel científico nos ayuda en el esfuerzo por ayudar a nuestros clientes con soluciones aún mejores para más tipos de alimentos en el futuro. Esto pone de manifiesto nuestro liderazgo en el segmento de la bioprotección, gracias al poder de las bacterias beneficiosas», termina Peter Thoeysen.

¿Qué es FreshQ®?
Los cultivos alimentarios FreshQ® son cepas de bacterias acidolácticas de Chr. Hansen que se han seleccionado específicamente por su capacidad para ayudar a proteger los productos lácteos del deterioro causado por levaduras y mohos. Ofrecen una solución natural basada en los principios tradicionales de la fermentación. Con ellas, productos lácteos como el yogur, la nata agria y los quesos pueden mantenerse frescos más tiempo, lo que contribuye a que las industrias lácteas de todo el mundo reduzcan el desperdicio de alimentos y mejoren la calidad, al mismo tiempo que atienden la demanda de los consumidores de alimentos con menos ingredientes artificiales. 


Chr. Hansen es una empresa global líder de biociencia que desarrolla soluciones naturales para las industrias de alimentación y nutrición, farmacéutica y agrícola. Desarrollamos y producimos cultivos, enzimas, probióticos y colorantes naturales para una gran diversidad de alimentos, dulces, bebidas, suplementos dietéticos, piensos para animales y fitosanitarios. Nuestra innovación en productos se desarrolla sobre la base de unas 40.000 cepas microbianas, a las que solemos llamar «bacterias beneficiosas». Nuestras soluciones permiten que los fabricantes de alimentos produzcan más con menos, al tiempo que también disminuyen el uso de productos químicos y aditivos sintéticos, lo que hace que nuestros productos sean muy apropiados en el mundo actual. La sostenibilidad forma parte integrante de la visión de Chr. Hansen de mejorar los alimentos y la salud. En 2019 Chr. Hansen fue clasificada como la compañía más sostenible del mundo por Corporate Knights, gracias a nuestros grandes esfuerzos en pro de la sostenibilidad y a las numerosas relaciones de colaboración con nuestros clientes. Desde hace más de 145 años aportamos valor a nuestros socios comerciales y, en última instancia, a los consumidores finales de todo el mundo. Nos llena de orgullo que cada día más de mil millones de personas consuman productos que contienen nuestros ingredientes naturales. Chr. Hansen fue fundada en 1874 y cotiza en la bolsa Nasdaq de Copenhague.

Compartir