Carne curada seca

Ruta moderna para conseguir delicioso jamón y prosciutto

Las carnes curadas y secas, como el jamón serrano y el prosciutto de Parma (que se basan en músculos enteros), o los embutidos secos, como el fuet o el chorizo en sarta (que se basan en tecnologías antiguas de salado, curación y secado), dependen de procesos químicos y de envejecimiento lento y de la actividad enzimática endógena para crear deliciosos productos cárnicos. 

Los cultivos cárnicos aportan principalmente color, estabilidad de los colorantes y desarrollo del sabor; nuestra gama incluye:

  • BACTOFERM® C-P-77: formación y estabilidad de los colorantes.
  • BACTOFERM® SM-75: formación y estabilidad de los colorantes y creación de sabores.

Compartir