Desarrollo de jóvenes talentos en asuntos reglamentarios

En Chr. Hansen, el departamento de Asuntos reglamentarios globales emplea a varios jóvenes que empezaron como becarios o estudiantes en prácticas y han terminado en puestos fijos. Conozca a tres de estos jóvenes talentos y sepa lo que les motiva en sus trabajos y lo que sus superiores consideran importante para guiarlos y apoyarlos. 

Chaza Chehabi
Chaza Chehabi, especialista júnior de asuntos reglamentarios
Tirzania Franetta Sopacua
Tirzania Franetta Sopacua, contratada asociada en Asuntos reglamentarios 
Olivia Greulich
Olivia Greulich, estudiante en prácticas en Asuntos reglamentarios

Asuntos reglamentarios en Chr. Hansen

El sector de la alimentación y la salud es uno de los mercados más regulados del mundo, por lo que el cumplimiento de normativas es una cuestión delicada. Las complejidades que implica requieren conocimientos tanto técnicos como de la legislación para aplicar los requisitos legales en toda la cadena de valor, desde el aprovisionamiento de materias primas hasta la comercialización de los productos, a nivel mundial. Es en este complejo campo donde trabajan nuestros expertos reglamentarios. 

Por consiguiente, los empleados de Asuntos reglamentarios se han formado en muchos campos distintos. Por ejemplo, hay bromatólogos, farmacéuticos, ingenieros químicos, veterinarios y técnicos de laboratorio. En general, sus estudios están relacionados con las áreas de negocio de Chr. Hansen. Todos tienen en común que pueden entender volúmenes muy grandes de información, que se centran en el cliente y que tienen una mentalidad analítica.

Oportunidades en Asuntos reglamentarios globales 

En los últimos años, los departamentos de Asuntos reglamentarios de distintas regiones y unidades de negocio han ofrecido oportunidades a estudiantes y a otros talentos jóvenes. La amplitud de este campo permite especializaciones muy diversas, desde el registro de productos hasta bases de datos de legislación o proyectos internos, entre muchas cosas. Tres de esos jóvenes talentos son Chaza, Tirzania y Olivia.

 
«Me llena de satisfacción encontrarme productos aprobados cuando voy a la compra: deja patente la importancia de mi trabajo».

Chaza Chehabi

Especialista júnior de asuntos reglamentarios


Chaza Chehabi comenzó su carrera profesional con unas prácticas en el departamento de reglamentación de Salud humana y ascenderá a especialista en asuntos reglamentarios el 1 de abril de 2021. Gracias a su talento y su interés por este campo, unidos a su fluidez en árabe, pronto empezó a asistir a reuniones con clientes y a involucrarse en ventas. Su gran trabajo la ha llevado a encargarse de los asuntos reglamentarios en procedimientos que antes se gestionaban a un nivel jerárquico superior. 

«En especial me gusta ocuparme de los asuntos reglamentarios por el interesante catálogo de productos y los encantadores compañeros con los que trabajo. Gracias a la colaboración estrecha con otros puestos, he tratado con compañeros estupendos de toda la empresa a los que siempre puedo dirigirme para comentar los aspectos que sea necesario abordar. Me encanta ver cómo se aprueban los desarrollos de mis compañeros y mis clientes después de muchas horas de planificación, discusión y recopilación de documentación. Me llena de satisfacción encontrarme productos aprobados cuando voy a la compra: deja patente la importancia de mi trabajo», explica Chaza.

 
«Aunque nos separaba la distancia, tuve la tranquilidad de que estarían accesibles cuando fuera necesario».

Tirzania Franetta Sopacua

Contratada asociada en Asuntos reglamentarios

 

Tirzania Frannetta Sopacua llegó a Chr. Hansen poco después de terminar un máster en Tecnología de los alimentos en la Universidad de Copenhague. Después de formarse trabajando en Colorantes naturales y Salud humana en la sede central, cubrió la baja por maternidad de la directora de asuntos reglamentarios en Malaysia. De vuelta a Dinamarca, Tirzania siguió como especialista en ese campo en Salud animal y, entre otras tareas, ayudó a elaborar una panorámica disponible al instante de los países que tienen acceso a los diferentes productos de Salud animal y los plazos en los que nuevos países lo tendrán, algo que han agradecido mucho todas las partes implicadas. Tirzania se interesa cada vez más por Cultivos y enzimas para alimentación y, gracias a la mayor eficiencia que generó con los archivos maestros mundiales para Salud animal, ha desocupado tiempo para trabajar con Cultivos y enzimas para alimentación y aprender y progresar en ese campo. En solo tres años, ha conseguido experiencia en tres áreas de negocio y ha trabajado en Asia y en Europa. 

«Como recién llegada a otro país, tenía cierta inquietud por cómo me movería en otro sitio, con nuevas responsabilidades laborales y con mis superiores en Singapur y Dinamarca. Sin embargo, se me pasó pronto cuando vi su capacidad de respuesta y su profesionalidad. Aunque nos separaba la distancia, tuve la tranquilidad de que estarían accesibles cuando fuera necesario», destaca Tirzania de su estancia en Malasia. 

 
«Me motiva trabajar con I+D, Apoyo a la gestión y Desarrollo comercial, porque aprendo de expertos de varios campos de la empresa».

Olivia Greulich

Estudiante en prácticas en Asuntos reglamentarios


Olivia Greulich empezó como estudiante en prácticas a tiempo parcial durante sus estudios de grado. En el semestre que hubo entre el final del grado y el comienzo del máster, trabajó a tiempo completo y, entre otras cosas, creó una base de datos disponible al instante para productos de Colorantes naturales con más de 9000 evaluaciones, con un presupuesto muy limitado. Se ha encargado de reuniones con superusuarios y directores de informática y ahora forma parte del equipo de superusuarios del software de análisis Power BI. En la actualidad, Olivia trabaja en prácticas en Asuntos reglamentarios de EMEA. 

«Trabajar en Asuntos reglamentarios me parece muy interesante ya que este campo me permite usar los conocimientos de tecnología de los alimentos que obtuve en el grado y, al mismo tiempo, ampliar mis horizontes con información sobre reglamentos, normas, etc., que normalmente no se aprende en la universidad. Me motiva trabajar con I+D, Apoyo a la gestión y Desarrollo comercial, porque aprendo de expertos de varios campos de la empresa. Además, el equipo de asuntos reglamentarios es estupendo y reúne a personas con diferentes perspectivas y estudios. Así, el trabajo diario es un placer y me permite descubrir la importancia de este campo».


Reconocimiento del individuo y a la cabeza del crecimiento 

Ante la ausencia de formación universitaria específica en asuntos reglamentarios, las habilidades necesarias para trabajar en este campo se aprenden sobre la marcha. En Chr. Hansen, los equipos directivos son conscientes de esta circunstancia: «Como líderes, proporcionamos formación, mentoría y reuniones individuales para asegurarnos de que nuestros jóvenes talentos reciban orientación sobre las oportunidades adecuadas para ellos», explica Fabio Marques Itami, director. Añade Ditte Arltoft, directora: 

«Estoy muy orgullosa de ver un gran compañerismo, avidez por compartir conocimientos y cómo se ayudan a mejorar unos a otros. Los empleados con experiencia siempre están dispuestos a orientar a los jóvenes, que están deseando aprender y desarrollarse en sus puestos. Me parece que saber de su interés en el crecimiento profesional y encargarles tareas relacionadas con ese campo les motiva mucho. A veces les doy un empujoncito hacia un tema nuevo, donde puedo ver su potencial, en ocasiones incluso antes que ellos mismos. Cuando se dan cuenta de su talento en la práctica, suelen querer más, motivados para crecer en esa dirección». 

«Estoy muy orgullosa de ver un gran compañerismo, avidez por compartir conocimientos y cómo se ayudan a mejorar unos a otros».

Ditte Arltoft

Directora de Asuntos reglamentarios de EMEA

El aprendizaje es bidireccional 

Las directoras Ditte Arltoft y Aliah Wahab coinciden en que los departamentos de asuntos reglamentarios también pueden beneficiarse de lo bien que se les da la tecnología a los jóvenes y de su capacidad para adaptarse rápidamente a nuevos sistemas y puestos: «Cuando los jóvenes forman a compañeros más experimentados en diferentes herramientas, se crea una situación en la que aprenden los dos, lo contrario de lo que suele suceder cuando es a la inversa. Según mi experiencia, esto refuerza a los equipos enormemente», comenta Ditte, a lo que Aliah añade: «Les encanta compartir sus conocimientos y habilidades en tecnologías de la información, y eso nos beneficia a todos. Además, nuestros empleados jóvenes se adaptan muy rápido a Chr. Hansen y tardan poco en aprender a desenvolverse por el trabajo de Asuntos reglamentarios». 

 

 

Compartir